Bragarnik, de trabajar en un súper chino a ser empresario del fútbol: “Ojalá todos pudiéramos tener a Messi”