El detrás de escena: cómo Claudio Tapia perdió la primera batalla de su guerra con la Conmebol

El presidente de AFA fue removido del cargo en que representaba a Conmebol dentro de FIFA.
El presidente de AFA fue removido del cargo en que representaba a Conmebol dentro de FIFA. Fuente: AFP
Alejandro Casar González
(0)
24 de julio de 2019  • 02:10

"Si pensás todo eso de nosotros, amigo Chiqui, no tiene sentido que nos representes ante la FIFA. Has perdido nuestra confianza". El venezolano Laureano González, vicepresidente primero de la Conmebol, fue el primero en sugerir que el presidente de la AFA cediera su silla en Suiza, adonde este había llegado luego de la renuncia del uruguayo Wilmar Valdez en octubre pasado. Era un cargo interino, destinado a ser moneda de cambio en cualquier conflicto. Colombia y Brasil apoyaron a Venezuela. Uno por uno, los demás países miembros de la Conmebol secundaron la moción de destituir a Tapia de su función con efecto inmediato, por "pérdida de confianza".

"Lo único de lo que me arrepiento es haber hecho pública la carta", dijo Tapia al comienzo de la reunión, convocada de urgencia luego del documento incendiario que el presidente de la AFA firmó (pero no redactó) el 3 de julio, luego de la derrota del seleccionado argentino frente a Brasil en una semifinal por la Copa América. Tapia redobló la apuesta y reafirmó las palabras de ese documento de seis páginas que enardeció a los presidentes de los asociaciones de los demás países y, también, al de la Conmebol, el paraguayo Alejandro Domínguez. "Tapia no dio margen para nada. Vino a redoblar la apuesta", contó uno de los asistentes a la reunión de ayer en la sede de la Conmebol, donde esperaban que el sanjuanino se arrepintiera de la publicación de la carta y de su contenido. Pero no ocurrió tal cosa.

"Protestás por los errores de organización en la Copa América, por las fallas organizativas. El año que viene hay otra Copa y Argentina es uno de los organizadores. ¿Garantizás que no vaya a pasar algo similar? ¿O que los árbitros del VAR no vayan a equivocarse en un partido decisivo?", le preguntaron. Tapia no contestó. Cerca de él estaba el presidente de la Asociación Urugaya de Fútbol (AUF), Ignacio Alonso. Al seleccionado celeste le anularon un gol contra Perú porque Edinson Cavani tuvo una uña delante de su marcador. El Maestro Tabárez, luego del encuentro, habló de "aprender a perder".

Si hubiera habido votación, Tapia la habría perdido por 9 a 1. No fue necesaria porque hubo unanimidad en la resolución. Después de menos de un año, el fútbol argentino perdió a su representante en el Consejo de la FIFA y la Conmebol llamó a cubrir su vacante definitiva en un plazo de 60 días. ¿Candidatos? El primer nombre que se escuchó fue el del chileno Arturo Salah, que hizo un recorrido desde las inferiores hasta lo más alto en la pirámide del fútbol: futbolista-entrenador-presidente de la federación de su país. El año pasado, al culminar su mandato en la Federación de Fútbol de Chile, Salah fue condecorado por la Conmebol. Paradoja: cuando Conmebol confirmó a Tapia en FIFA en octubre de 2018, Salah dio uno de los discursos más elogiosos sobre el presidente de la AFA.

Tapia saluda a Alejandro Domínguez, el presidente de la Conmebol; hoy, el sanjuanino y el paraguayo están distanciados.
Tapia saluda a Alejandro Domínguez, el presidente de la Conmebol; hoy, el sanjuanino y el paraguayo están distanciados. Crédito: Eitan Abramovich / AFP

En el horizonte, la Copa América

"Creemos que en el Consejo actual de la Conmebol hay gente capacitada para ir a la FIFA", respondieron desde la confederación cuando se los consultó sobre el histórico dirigente chileno. Entonces, no habría que descartar que al sillón que ocupaba Tapia accediera algún integrante del cuadro de honor del fútbol sudamericano. En cualquier caso, el nuevo nombre para la FIFA no será argentino.

La "pérdida de confianza" en Tapia tendrá su impacto en el día por día del fútbol argentino. La Conmebol insiste en que sancionó a una persona y no a la Asociación del Fútbol Argentino ni a su jugador insigne, Lionel Messi. Pero de ahora en adelante será complicado tender puentes entre Luque, donde está emplazada la sede de la Conmebol, y Buenos Aires. "Confiamos en [Luis] Segura y nos defraudó. Confiamos en Tapia. Y también nos defraudó. Ahora, los argentinos van a tener que ponerse a remar", adelantaron desde Paraguay.

¿Cómo se logra, entonces, organizar la Copa América el año próximo en medio de esta marejada? "No corre ningún peligro y habrá partidos en los dos países, como estaba previsto", aseguraron dos fuentes de la Conmebol fuera de micrófono. Hay una razón de peso: en 2020, y por primera vez, no habrá comité organizador local. Toda la logística será de la Confederación Sudamericana de Fútbol, por lo que la injerencia de los países sede en cuestiones organizativas será mucho menor que en realizaciones anteriores. En términos brutos, la Copa América del año próximo implicará un negocio de unos 100 millones de dólares para los países miembros de Conmebol. Nadie querría perdérselo. ¿Y el Mundial de 2030, para el que Argentina, Paraguay, Uruguay y Chile motorizan una candidatura conjunta? Nadie se atreve, siquiera, a trazar hipótesis respecto a esa inciativa.

Ahora, a Tapia lo espera un camino parecido al de Messi con la sanción por sus dichos. Más allá de que su membresía en la FIFA quedó suspendida, se abrirá una investigación en el comité de Ética, que llamará al sanjuanino para que aporte las pruebas que lo llevaron a poner su firma en la carta. Y a, por ejemplo, pedirle a MediaPro que entregara las grabaciones del VAR en la semifinal Brasil vs. Argentina. Tapia seguirá siendo el vicepresidente segundo de la Conmebol (segundo en la línea sucesoria del fútbol sudamericano) hasta el final del mandato de Alejandro Domínguez, en 2023.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.