Copa América: AFA vuelve a reclamar por el VAR y Conmebol no entrega los audios

El árbitro Roddy Zambrano, de Ecuador, le da explicaciones a Lionel Scaloni durante el partido entre Argentina y Brasil, por la Copa América Brasil 2019
El árbitro Roddy Zambrano, de Ecuador, le da explicaciones a Lionel Scaloni durante el partido entre Argentina y Brasil, por la Copa América Brasil 2019 Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli
Alejandro Casar González
(0)
6 de julio de 2019  • 01:47

La tensa-calma del jueves dio paso a la tempestad del viernes. La AFA continuó con sus pedidos: reiteró el reclamo de las grabaciones entre el VAR y Roddy Zambrano, el árbitro de Argentina-Brasil, ante la Conmebol. Pero jugó una carta más: cursó el requisito a MediaPro, la empresa proveedora de la tecnología durante la Copa América. La movida no gustó nada en la Confederación Sudamericana. Por ahora, y por más que el protocolo del VAR lo habilite, la Conmebol no está dispuesta a cederle los audios a la AFA. "Una vez terminada la Copa se resolverán varios procesos administrativos como el reclamo de la AFA. Siempre, siguiendo los pasos correspondientes", aclaró una fuente de la Conmebol fuera de micrófono. Mientras dure la Copa América, no habrá decisiones drásticas. Todo se hará cuando baje la espuma de la polémica. Traducido: por más que la AFA despotrique con cartas y reclamos públicos, la respuesta a sus pedidos se tramitará en los lugares correspondientes una vez terminada la competencia.

Mientras la Conmebol recibía la comunicación oficial de Federico Beligoy con el nuevo reclamo, el director de arbitraje de la confederación, el brasileño Wilson Seneme, se ausentaba de la conferencia de prensa en la que se hizo un balance de la Copa América. La lectura que algunos hicieron es que la Conmebol "protegió" al exárbitro, sindicado por la AFA como el responsable de la elección del ecuatoriano Zambrano para el trascendental partido con el combinado local. "El balance sobre el uso de la tecnología es positivo. Siempre puede haber críticas y estamos atentos a ellas para mejorar en el futuro, pero el balance es positivo", dijo Hugo Figueredo, director de competencias de selecciones de la Conmebol. Sobre el reclamo de los dirigentes argentinos por el VAR, adelantó: "La carta va a tener el trámite que corresponde, la respuesta que amerita. El reclamo de la AFA será atendido en la secretaría general y en la presidencia". Claro que los procesos llevan su tiempo, por lo que la AFA no debería esperar una pronta respuesta.

En su carta, Beligoy acusa al VAR de no haber chequeado las jugadas de los posibles penales a Sergio Agüero y Nicolás Otamendi. Dice el comunicado de la AFA: "En ocasión del partido en cuestión [Brasil vs. Argentina] se han producido dos jugadas puntuales definitorias de Tiro Penal a favor de la Selección Argentina, en las que no se cumplió con el protocolo de revisarlas e informar al árbitro principal".

Sin embargo, el protocolo del VAR (Beligoy es el líder de la implementación del sistema en el fútbol argentino) habla de "chequeos silenciosos" en todas aquellas jugadas que son pasibles de "errores obvios y claros". Es decir que, por protocolo, las jugadas "polémicas" siempre se revisan. Terminan siendo "silenciosas" porque los asistentes de VAR acuerdan con la decisión que tomó el árbitro principal. Y no le sugieren una revisión en cancha (OFR, "on field review", en inglés). En el caso de las dos jugadas que menciona Beligoy, la nación pudo reconstruir que el VAR estuvo de acuerdo con el árbitro Zambrano en ambas decisiones. Es decir, no cobrar penal.

La carta de este viernes es otro eslabón en las hostilidades iniciadas el miércoles. La Conmebol no hará nada por alentar el conflicto en público. En privado, no comparten ni las formas ni el corazón del reclamo argentino. Por algo respaldan la tarea del ecuatoriano Zambrano. A la larga habrá una reunión de mediación entre la AFA (encarnada por Claudio Tapia y su secretario ejecutivo y mano derecha, Pablo Toviggino) y la Conmebol (representada por Gonzalo Belloso, secretario general adjunto, y el presidente Domínguez).

Por ahora, ese cónclave parece distante. Como también luce lejana la posibilidad de que Tapia acuda a la cena post-final de la Copa. Como dijo Lionel Scaloni en la conferencia de prensa previa al partido con Chile por el tercer puesto, la Argentina todavía está dolida por lo sucedido ante Brasil: "Jugamos contra 70 mil personas y ocho hombres de negro".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.