La Copa Libertadores. Desilusión: Gremio se quedó con el festejo en el Monumental