River-Cerro Porteño: qué tan fuerte es el equipo de Gallardo en el Monumental

Festeja 'Nacho' Fernández y se asocia Enzo Pérez, en un Monumental que se acostumbró a las victorias en las noches de Copa
Festeja 'Nacho' Fernández y se asocia Enzo Pérez, en un Monumental que se acostumbró a las victorias en las noches de Copa Fuente: FotoBAIRES
Juan Patricio Balbi Vignolo
(0)
22 de agosto de 2019  • 07:00

Decenas y decenas de camisetas revolotean por las adyacencias del Monumental. El blanco y el rojo inundan las calles de Núñez pese a que la tarde del miércoles recién empieza a caer. Faltan alrededor de 24 horas para el inicio de la serie de los cuartos de final de la Copa Libertadores ante Cerro Porteño, pero el público que se acerca a retirar su entrada lo hace envuelto en sus colores y en medio de un clima esperanzador que confluye con un alto nivel de expectativa. Esa ilusión copera se agiganta por la fortaleza que River ha sabido construir en su casa durante los últimos años.

La imagen copera que quedó en la retina del hincha no es la más cálida: más de 60 mil almas pasaron de la euforia a la decepción y la incógnita después del increíble penal que falló Matías Suárez en la última jugada del duelo de ida con Cruzeiro, en octavos de final. Pero el éxito por penales en Brasil y las posteriores goleadas (3-0 a Lanús y 6-1 a Racing) en la Superliga revitalizaron a un envalentonado equipo millonario, que este jueves intentará dar otro paso firme para mantener vivo el sueño de retener la corona.

Ese deseo también se sostiene a partir del pasado reciente en el ciclo de Marcelo Gallardo, con la confianza que han generado las actuaciones desde que el DT asumió en junio de 2014. En total, disputó 83 partidos internacionales desde entonces hasta hoy, con 42 triunfos, 28 empates y 13 derrotas, más 135 goles a favor y 68 en contra.

Pero el foco central está en que, de los 38 que fueron en condición de local, logró una efectividad del 72%: obtuvo 24 triunfos, 10 empates y tan solo cuatro derrotas, con 67 goles a favor, 22 en contra y la valla invicta en 21 oportunidades. Un verdadero fortín en el que se refugió para ir moldeando el camino hacia los siete títulos continentales logrados.

¿Cuántos de esos encuentros fueron en la Copa Libertadores? Un total de 27 en las últimas cinco ediciones (contando la actual) con 14 éxitos, 10 igualdades y tres caídas, en los que marcó 52 goles, recibió 18 y consiguió 14 vallas invictas. El resto se reparte entre la Copa Sudamericana (siete victorias y una derrota) y la Recopa Sudamericana (tres festejos).

Aquellos que pudieron vencerlo en su casa en los últimos cinco años fueron Cruzeiro por 1-0 en los cuartos de final de la Libertadores 2015; Huracán por 1-0 en las semifinales de la Sudamericana 2015; Independiente Santa Fe por 2-1 en la etapa de grupos de la Libertadores 2017; y Gremio por 1-0 en las semifinales de la Libertadores 2018. De esas series en las que empezó perdiendo, fue eliminado por el Globo, pero se repuso para vencer en la vuelta a ambos brasileños y acrecentar otra estadística favorable: de las 24 series mano a mano (ida y vuelta) que jugó por copas internacionales, se impuso en 21, con un 87,50% de efectividad.

Fuente: AFP

Más allá de los números, las recientes actuaciones de River demuestran que se ha ganado un gran respeto en el fútbol sudamericano. Y tanto Gallardo como sus dirigidos lo reconocen y lo asumen para potenciarse, con la idea y la responsabilidad de ser un equipo decidido a buscar el triunfo en cualquier terreno y ante cualquier rival. Eso sí: también saben que son pocos los equipos que salen a jugarle de igual a igual en el Monumental, por lo que se suelen dar partidos cortados, cerrados y sin demasiados espacios, tal como ocurrió ante Cruzeiro, Internacional y Gremio, tres grandes de Brasil.

"El respeto del rival se da por lo que viene mostrando el equipo hace tiempo. Eso te hace sentir fuerte y te obliga a intentar no bajar ese respeto ganado. Es una posibilidad para alimentarnos y seguir siendo sólidos", reconoció Gallardo hace unos meses, y siempre que puede hace foco en la necesidad de hacerse fuerte en casa. "En nuestra cancha somos muy fuertes. Somos muy difíciles en nuestro campo", explicó antes de la definición de la reciente Recopa ante Atlético Paranaense.

Esta vez, enfrente estará Cerro Porteño, que en octavos eliminó a San Lorenzo, está tercero en el Torneo Clausura de Paraguay y viene de empatar 0-0 de local en el clásico ante Olimpia. Y, además, cuenta con un nombre que quizás no sea uno más: Juan Pablo Carrizo, quien volverá al Monumental después del fatídico 26 de junio de 2011. Más allá del recibimiento positivo o negativo que le darán los hinchas millonarios, el arquero no se guardó elogios.

"River es el mejor de América, es una locura lo que consiguieron en los últimos cinco años manteniendo un alto nivel. Juegan con seguridad, se entienden a la perfección, con dos pases están en el arco rival. Es un equipo maduro. Debemos ser organizados en defensa y no darle espacio a los volantes. No le podés jugar de igual a igual porque es muy vertical", destacó Carrizo horas antes del duelo en TyC Sports.

El plantel millonario desde el martes al mediodía está concentrado en Pilar. Con una decisión que suele ser habitual, el cuerpo técnico apuesta por el aislamiento para que los jugadores puedan trabajar en calma y enfocarse únicamente en el objetivo que tienen por delante. Hoy, Núñez los espera para un nuevo duelo copero. La ilusión de River se impulsa desde su casa.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.