Gastón Sessa se retiró del fútbol luego de su expulsión por agarrar del cuello a un árbitro