Un mellizo auténtico. "Jugamos el mejor partido del torneo; no nos llegaron nunca"