La clasificación de San Pablo terminó en escándalo: Calleri fue expulsado después del partido