La explicación de Gallardo sobre el presente de River: por qué los rivales le sacan ventaja a su equipo

Gallardo pidió "mantener la calma" en el momento de transición
Gallardo pidió "mantener la calma" en el momento de transición Fuente: FotoBAIRES
Juan Patricio Balbi Vignolo
(0)
28 de enero de 2019  • 08:00

"Hay que mantener la calma". El técnico Marcelo Gallardo sabe que es momento de poner paños fríos. River tuvo uno de los peores inicios del año posibles: perdió los tres primeros partidos oficiales en la Superliga , todos como local y en ocho días para el olvido. Pero más allá de los números, el nivel colectivo e individual del equipo es foco de preocupación en los pasillos del Monumental, mientras la espuma del festejo de la Copa Libertadores empieza a desaparecer. Ante esto, el Muñeco intenta, cada vez que se enfrenta ante los micrófonos, llevar calma para poder trabajar con tranquilidad de cara a lo que viene.

"No cambió mucho de hace tres días atrás a hoy. Me gustaría venir a decir otra cosa distinta. Pero no tengo esa posibilidad de cambio. Es una cuestión de tiempos, porque hemos tenido que jugar esta seguidilla de partidos y está claro que no estamos bien. Debemos tener paciencia, estar calmos y empezar a prepararnos de una mejor forma. Con trabajo. Es lo único que hay: trabajar para competir de mejor forma", destacó el entrenador millonario en conferencia de prensa tras la derrota 3-1 ante Patronato que lo dejó a 20 puntos del líder Racing, con dos encuentros pendientes.

Los rivales nos sacan ventaja y lo pagamos caro. Pero no es una ventaja de juego, superioridad o física. Los errores que cometemos se convierten en goles y nos cuesta sacar los partidos adelante"
Marcelo Gallardo

"Está claro que los rivales hoy nos sacan ventaja y eso lo estamos pagando caro, porque no es una ventaja de juego, de superioridad o física. Pagamos caro los errores que cometemos, se convierten en goles y después nos cuesta muchísimo redoblar los esfuerzos para sacar los partidos adelante", comentó Gallardo y agregó: "Vamos a tener que transitar este momento de transición. Tuvimos un final de año con poco descanso, mucha algarabía y felicidad. Después, un principio de año con poco entrenamiento, mucha algarabía y felicidad. Y ahora, principio de año, partidos, mucha algarabía y felicidad... pero no podemos ganar. Somos conscientes. La algarabía y la felicidad estuvo bien, pero no podemos darnos el lujo de perder tres partidos seguidos. Y, si pasa, saber que tenemos que hacer muchos esfuerzos en conjunto para que no vuelva a pasar".

Para intentar patear el tablero, y sabiendo que el miércoles deberá visitar a Godoy Cruz y el domingo a Vélez, la decisión del técnico para recibir al equipo de Paraná fue clara: los habituales titulares -menos Palacios y Borré, quienes jugaron desde el arranque, más Ponzio, quien ingresó desde el banco- practicaron ayer por la mañana en el predio de Ezeiza intentando empezar una pequeña puesta a punto para recuperar energías luego de unas cortas vacaciones de 13 días y una pequeña pretemporada de otros 13 días (solo cinco de trabajo en Punta del Este).

Así, optó por un equipo alternativo (23,63 el promedio de edad), con tres juveniles desde el inicio y otros cuatro como suplentes, para buscar una reacción distinta a las que el equipo ideal -sin Ponzio- había brindado en las derrotas ante Defensa y Justicia y Unión.

"Como no pudimos ganar los dos primeros partidos con nuestro primer equipo, intenté que esta semana pudiéramos trabajar un poco más para afrontar lo que viene con mayor convencimiento y convicción. Mientras tanto, los chicos me van demostrando en qué nivel están y está bueno que los podamos observar en competencia y que vean que el nivel profesional es muy distinto, así también vemos sus reacciones bajo mi respaldo. Pero nos hicieron los goles demasiado fáciles y esos goles te van quintando el optimismo por ir a buscar el resultado. Así y todo creo que los chicos corrieron, intentaron, y eso es algo que queda positivo dentro de un contexto difícil", analizó Gallardo sobre la tarea de los juveniles Kevin Sibille, Cristian Ferreira (autor del gol), Lucas Beltrán, Alan Marcel Picazzo y Federico Girotti.

River no perdía tres partidos seguidos en Núñez por el torneo local desde el Clausura 2005: 2-0 con Olimpo, 2-1 con Gimnasia y 1-0 con Vélez en las fechas 13, 15 y 17. Esta vez, cayó ante Defensa y Justicia (1-0), Unión (2-1) y Patronato (3-1) en las fechas 8, 12 y 16. En ambas estuvo Gallardo, primero jugador y hoy como técnico.

¿Cuál es la receta para dejar atrás lo vivido y poder enfocarse únicamente en lo que vendrá? ¿A River le alcanzará con recuperar la memoria o tendrá que reinventarse una vez más? Para el Muñeco, la confianza está y el trabajo sostenido en el tiempo dará sus frutos: "Esto se trata de conciencia, que la tenemos todos y te pone en alerta. En esta transición, intentaremos que los jugadores se vayan poniendo de la mejor manera posible para que no sufran. Lo mental es muy importante, pero en este caso nosotros la confianza la tenemos. Sabemos que tenemos un buen equipo", comentó.

"Más allá de que se fueron jugadores muy importantes, está en mi trabajo que los que llegan se acoplen. Pero esto es con trabajo, no se logra por arte de magia. El año pasado, para estar 33 partidos invictos y ganar la Copa Libertadores, hubo trabajo previo. Acá no tuvimos eso y nos está costando. Nos toca perder y es un momento para mantener la calma. La gente acompaña porque entiende y nosotros tenemos que trabajar para salir de esta seguidilla y pensar en lo que viene para focalizar. Y no pasa nada. Y es así", destacó Gallardo.

Otras frases del DT de River en la conferencia

Los refuerzos: "Sumamos un marcador central, Rojas, que hoy debutó; a Suárez, que hoy se incorporó; y posiblemente también a un futbolista más en la semana. Estamos incorporando a gente que nos pueda dar una mano en un proceso de transición en el que buscamos alternativas para nuestro equipo"

La posibilidad de sumar al colombiano Jorge Carrascal, el "Neymar colombiano": "Es una variante que manejamos, esperemos que se concrete en estos días. Lamentablemente el apodo es exagerado y espero que no le juegue en contra. Tiene mucho talento, es un mediapunta ofensivo que nos puede dar ese uno contra una que nos está faltando. Pero tiene 20 años, es una apuesta. Va a venir así podemos sumar una alternativa más con posibilidad de que se pueda meter lo más rápido posible en nuestra estructura y el fútbol argentino no le lleve tanto tiempo de adaptación".

La relación con el público en un momento difícil: "La gente demuestra su alegría, se muestra solidario en este momento, entiende la transición. Es lo más natural y lo más lindo que tenemos: que entiendan eso y lo transmitan de la manera que lo hacen. Nos ayuda a intentar pasar este tramo lo más rápido posible para que el equipo sienta que, más allá de estos resultados, la gente los apoya. De eso nos agarramos para salir de este mes de enero que está siendo complicado como creíamos"

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.