Marcelo Tinelli quiere imitar a Flamengo, llegar a 100 mil socios y volver a Boedo

Tinelli da el salto: en las elecciones del próximo sábado buscará ser el presidente del Ciclón
Tinelli da el salto: en las elecciones del próximo sábado buscará ser el presidente del Ciclón Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno
Cristian Grosso
Diego Morini
(0)
9 de diciembre de 2019  • 23:59

La comparación le surge natural: "Lo que hicimos está bueno, pero ya está. Es como si yo me quedara con el rating de 1991, cuando hacía 40 puntos con Ritmo de la Noche. Pifiamos mil veces, pero creo que los logros también han sido muy importantes. Ahora, quedarnos en el pasado me da pereza. Cometimos errores en el fútbol, en la atención al socio y en haber perdido lugares en los organismos de poder dentro del fútbol. También tenemos que explicarles a los vecinos de Boedo lo que va a representar para ellos la vuelta al barrio", acepta Marcelo Tinelli, que el próximo sábado buscará la presidencia de San Lorenzo. ¿Tiene un plan? "Quiero pensar en el modelo Flamengo 2014. Entonces, ellos se trazaron una ruta, y crecieron. Pasaron de deber 750 millones de reales a ser este club que compró siete jugadores que estaban en Europa. ¿Cómo lo hizo? Pasó de tener 100.000 socios a 400.000; apostó por los juveniles, sin dejar de tener figuras en su plantel. Pero vendió cuando tuvo que hacerlo; pasó tres o cuatro años apostando por juveniles, a los que les sacó casi 120.000.000 de dólares en ventas. Es un modelo a imitar. Nosotros tenemos 65/70 mil y me gustaría llevar a 100 mil los socios, que haya una revolución".

No esconde los pendientes. Y asume que los arrastra su propia administración. "Veo posible que San Lorenzo esté entre los tres mejores equipos de fútbol de la Argentina y así discutirles ese liderazgo a Boca y River. Pero para eso tenés que mejorar la calidad en la gestión interna y desarrollar un manual de procedimiento. Porque San Lorenzo tiene eso de la jugaba individual: 'Dejame que yo voy a pintar la pared...' Hay que ordenar los recursos humanos. Y trabajar en la proyección internacional: siempre dijimos 'vamos a pegarnos a la imagen del Papa' y pensamos en poner un local en la Via della Conciliazione, en el Vaticano, pero nunca lo hicimos.... San Lorenzo es Boedo, por eso hago tanto hincapié en la vuelta y en el nuevo estadio, pero para eso necesitamos patas financieras. Hay que ampliarse un poquito para que San Lorenzo sea AFA, Superliga, Conmebol, FIFA... Para que Boedo sea Buenos Aires, Argentina, el Vaticano, China, el mundo..., hay que ir ampliando las redes. Yo próximamente me reuniré con el embajador de Qatar, luego con el de la India, y después voy a viajar a China. Tenemos que mostrar a un San Lorenzo internacional".

El estancamiento futbolístico de las últimas temporadas también inquieta. "Nosotros hemos puesto mucho dinero en el fútbol infantil y casi nadie lo sabía, tal vez porque nunca llegaba el derrame a Primera. Bueno, llegó el momento. Ahí están Julián Palacios, Gaich, Sequeira, Francisco Flores, Matías Palacios... Es un orgullo verlos. Hay que creer en ellos, rodearlos, cuidarlos, potenciarlos".

Tinelli en el cuarto piso del estadio Pedro Bidegain, desde donde sigue los partidos del Ciclón
Tinelli en el cuarto piso del estadio Pedro Bidegain, desde donde sigue los partidos del Ciclón Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli

-Pero los hinchas en primera división reclaman resultados.

-Sí. Tuvimos dos cuerpos técnicos en el último tiempo que no anduvieron bien. Ahí tuvimos un problema grande, porque hicimos una inversión importante en dos técnicos de nombre, como Jorge Almirón y Juan Pizzi. Con Almirón teníamos un gran técnico, lo querían Boca y la selección, ¿no, creo?... Pero no anduvo y, por ahí, con los refuerzos tampoco acertamos. Y después vino Pizzi; nadie lo discutía, y bueno... Quizá podríamos haber estado más cerca, qué sé yo, no sé. No nos salió la de Almirón y pegado, también fallamos con Pizzi, un técnico espectacular, que arrancó muy bien, pero después los resultaron no se dieron y empezó a perder la sintonía fina con el equipo. Tenemos que revisar las cosas y, mejor, pensar en acercarnos a las bases. Ahí están Monarriz..., sus chicos.

-Los técnicos interinos generalmente son frágiles, ¿cómo harás para garantizarle estabilidad a Diego Monarriz?

-Rodeándolo bien, dándole seguridad. Mejorando todos los sistemas de trabajo, pensando en la tecnología para aplicarla en el desarrollo del equipo. Esas son herramientas en las que tenemos que invertir. Vamos a incorporar a la secretaría técnica al Beto Acosta y, quizás, a Mario Yepes. Con una buena dirigencia podemos darle estabilidad a Monarriz.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.