River recuperó a dos estandartes para la revancha con Boca: volvieron Juanfer Quintero y Leo Ponzio

Juan Fernando Quintero, durante el partido con Almagro por los cuartos de final de la Copa Argentina.
Juan Fernando Quintero, durante el partido con Almagro por los cuartos de final de la Copa Argentina. Crédito: Marcelo Aguilar
(0)
12 de octubre de 2019  • 09:15

El triunfo sobre Almagro estaba decidido. La ventaja de River era indescontable: un hombre más y dos goles en el marcador contra. Por eso, Marcelo Gallardo entendió que era tiempo de darles minutos a dos pesos pesados del plantel, para que fueran tomando ritmo con miras al gran objetivo cercano: la revancha con Boca por las semifinales de la Copa Libertadores.

Por eso, a los 19 minutos del segundo tiempo en Mendoza, el colombiano Juan Fernando Quintero reemplazó a Exequiel Palacios y regresó a la actividad oficial después de 208 días, rotura de ligamentos en la rodilla izquierda incluida. Ocho minutos más tarde, Leonardo Ponzio ocupó el lugar de Enzo Pérez. Pisó la cancha y recibió casi un homenaje de bienvenida por parte de Javier Pinola: el brazalete de capitán.

Frente a Almagro, Leonardo Ponzio volvió a jugar y a ponerse la cinta de capitán, que recibió de Javier Pinola.
Frente a Almagro, Leonardo Ponzio volvió a jugar y a ponerse la cinta de capitán, que recibió de Javier Pinola. Crédito: Marcelo Aguilar

Quintero mostró que quizás le falta tiempo en la cancha. Pero el talento de sus genes brotó con un remate desde fuera del área y un tiro libre desde una esquina, cerca del banderín de un córner. Fue un remate muy parecido a aquel del gol a Racing en el Monumental que compitió por el premio Puskas de la FIFA. En ambas jugadas apareció Christian Limousin, el arquero de Almagro, para ahogarle el grito. Luego tuvo otra pelota parada: optó por rematar de rastrón y casi anotó el tercer gol de River.

El tiro libre de Quintero que pareció gol

El colombiano Juan Fernando Quintero estuvo a punto de anotar contra Almagro. Pasó 208 días fuera del equipo por una rotura de ligamentos.

00:24
Video

Los ingresos de Quintero y Ponzio encendieron al hincha de River en el estadio Malvinas Argentinas. Hubo ovaciones y aplausos a ambos. Y un "Quinteeero, Quinteeero" apareció luego de que el colombiano estuviera cerca de marcar un tanto. Un detalle: ante cada pelota parada que el hábil enganche estaba por ejecutar, los hinchas millonarios sacaban a relucir sus celulares para capturar el instante. Como si la sola autoría del tiro libre por parte del 10 presagiara un gol de River.

Después del partido, el colombiano habló con TyC Sports: "Todos saben lo que pasé, pero con estos compañeros es todo más fácil. Se notó. Estoy muy contento y les agradezco", dijo el mediocampista. Y eludió una respuesta sobre el superclásico por la Libertadores con la misma contundencia con que le pega a la pelota: "Todavía no pienso en Boca".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.