Superliga. San Lorenzo perdió con Argentinos y quedó último

Batallini festeja el segundo gol de Argentinos
Batallini festeja el segundo gol de Argentinos Fuente: FotoBAIRES - Crédito: JAVIER GONZALEZ TOLEDO
Fernando Vergara
(0)
1 de marzo de 2019  • 19:15

San Lorenzo perdió con Argentinos por 3 a 2 por la fecha 21 de la Superliga y quedó en la última posición. El partido se jugó en el Nuevo Gasómetro y con este resultado Argentinos dejó el fondo de la tabla y sumó 18 unidades. San Lorenzo, con un partido más, quedó último con 17, junto con Patronato y con Belgrano.

Si había un duelo de necesidades, sin duda que San Lorenzo y Argentinos, hundidos en el fondo de la Superliga, planteaban un indisimulable cóctel de urgencias. El Ciclón es un equipo que batalla por no dejarse envolver por malas sensaciones. Pero no hay caso, no gana desde el año pasado y todavía no festejó en el ciclo de Jorge Almirón. Una vez más, el Ciclón no tuvo fuego sagrado y perdió contra el Bicho.

En Boedo, hay datos concretos para volver a preocuparse: San Lorenzo no gana desde hace 12 partidos. En lo que va de la era Almirón, ya acumula tres empates y siete caídas.

Anoche, entre dos equipos frágiles como tales, el conjunto de La Paternal arrancó mejor perfilado. El Argentinos que trata de salir del fondo de la tabla trabajó a partir de conexiones veloces e intenciones de ser profundo por los costados. No siempre lo consiguió, desde ya, pero redondeó un buen trabajo moldeado con optimismo, confianza y vitalidad.

Con algunos ausentes que están entre algodones como Botta y Belluschi (que además acarrean flojos rendimientos), Almirón ensayo con línea de 5 defensores, con Peruzzi y Damián Pérez más adelantados. En el mediocampo se vieron algunos destellos del debutante Román Martínez; a nivel grupal, escasez de cabeza fría y sensibilidad en el pie. Demasiado toque intrascendente, sin ideas. Así, cuando los azulgranas durmieron la siesta en defensa, Argentinos llegó al área rival con cinco jugadores –libres y sin marca– y Elías Gómez abrió el marcador.

La calma le llegó a Boedo un par de minutos después, cuando Blandi empujó un cabezazo de Rentería tras una mala salida de Chaves. A San Lorenzo la igualdad le cayó como una bendición, en el mismo momento en el que sus hinchas comenzaban a impacientarse.

Para el Ciclón detrás de los resultados hay otra realidad preocupante: en el segundo tiempo contra Newell’s y en todo el compromiso frente a Belgrano se vio lo más flojo en lo que va del ciclo Almirón, que va de mayor a menor. Y anoche, ya desde el primer capítulo se expuso otra deslucida tarea del equipo. Claro, para los azulgranas sigue habiendo varias cuestiones pendientes de equilibrar. Y una de ellas es la falta de concentración. Otra distracción en la defensa, esta vez de Coloccini, dio pie al segundo gol de Argentinos apenas comenzado el segundo tiempo, a través de un disparo de Batallini que se desvió en Senesi.

Argentinos se apoyó en varios de los pibes que tiran del carro para tratar de escaparle a la zona de descenso. Elías Gómez, Batallini y Alexis MacAllister, por caso, mostraron una fresca vitalidad. En desventaja, en la platea de San Lorenzo llamó la atención cuando Almirón mandó a la cancha a Castellani en reemplazo de Blandi, autor de seis de los 17 goles del equipo. Encima, en la jugada siguiente Quintana marcó de cabeza el 3-1 y desde las tribunas comenzaron a bajar los insultos para los jugadores. San Lorenzo era un manojo de nervios y sólo oponía limitaciones, impotencia y poca fuerza.

Boedo tuvo una noche de tensión, de nerviosismo, envuelto en la confusión; expuso un ritmo frenético, nunca bajó un cambio y además sufrió la expulsión de Herrera. Sin profundidad, empujó en el cierre y logró el descuento por intermedio de Román Martínez; también contó con una chance de Senesi -el mejor de los locales- cara a cara con Chaves, que se quedó con la oportunidad y los tres puntos. Muy poco para un equipo con aspiraciones de volar alto.

Es cierto, la historia sigue, pero San Lorenzo viene aletargado y precisa ganar con urgencia para recobrar la confianza. Ya piensa también en lo que será su estreno copero en la Libertadores contra Melgar, el próximo martes en Perú. De todos modos, es difícil aislarse: el impacto es mayor si se observa la tabla de posiciones y se ve al club en uno de los últimos casilleros.

El primer gol de Argentinos

El empate del Ciclón

El Bicho vuelve a ponerse en ventaja

Argentinos se aleja: 3-1

Descuenta San Lorenzo

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?