San Lorenzo y el renacer internacional