Titular, goleador, ovacionado... fue el día de Trezeguet