La etíope Almaz Ayana ganó la primera medalla de oro del atletismo en Río 2016 y bajó un récord del mundo en 14 segundos