La noche que Alejandro Fantino vio un "fantasma" y se imaginó preso en el Mundial de Alemania 2006