Philadelphia Eagles ganó por primera vez el Super Bowl: en un final de alta tensión, venció a New England Patriots