Abierto de Palermo. Facundo Pieres, el orgullo por Ellerstina y la bronca con los referís y la dirigencia: "Lo que pasó es una mala señal para el polo"