Por la convicción

(0)
29 de octubre de 2000  

El seleccionado Buenos Aires dio un nuevo paso hacia el objetivo del tricampeonato, al superar el difícil compromiso ante Córdoba que, según explicó el entrenador, Héctor Méndez, representó una prueba vital.

"Teníamos un desafío: saber si ante un rival con una dura oposición, con una defensa firme, podíamos mantener la convicción de nuestro juego. Y creo que lo logramos. Cometimos muchos errores, es verdad, pero hicimos todo el gasto del partido", indicó Pipo Méndez.

Para el coach bonaerense, hubo otro aspecto determinante: "Si un equipo se limita a defender y no ataca, es muy difícil jugarle a Buenos Aires, que impone diferencias con su juego, sustentado en la calidad de sus hombres.

"Los jugadores ya saben lo que queremos -agregó- y lo que tienen que hacer. Ahora, la exigencia es jugar la final con la misma convicción. Buenos Aires tuvo buenos partidos y, en otros momentos, fue el rival el que no nos permitió florearnos ", dijo Pipo Méndez.

La cancha, por sorteo. Como Buenos Aires y Tucumán actuaron en su casa en las semifinales, la localía para la final, por disputarse el próximo sábado, será resuelta por sorteo. En el combinado bonaerense podrá reaparecer Juan José Villar, que por la expulsión ante San Juan recibió dos semanas de suspensión y ya las cumplió.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.