Suscriptor digital

Tras el gesto antideportivo de un ruso, en el desierto también se encuentran caballeros del deporte

Andrey Karginov
Andrey Karginov Fuente: Reuters - Crédito: Carlos Jasso
Alberto Cantore
(0)
13 de enero de 2019  • 23:59

La solidaridad, el compañerismo, la asistencia al rival o al público en situaciones de riesgo, es parte del espíritu del Dakar. Por esa razón, el viernes pasado, la organización determinó la expulsión del piloto Andrey Karginov, cuando el piloto ruso no le brindó ayuda a un espectador sudafricano, de 60 años, a quien atropelló con su camión Kamaz, provocándole una fractura de fémur. El accidente, que se conoció por las redes sociales, provocó la contundente decisión, aunque el seguidor estaba fuera de la zona delimitada para el público. El jurado de comisarios tomó la medida tras argumentar que Karginov, ganador en 2014 del Dakar, no se detuvo para brindar asistencia.

El ruso Karginov atropelló a un espectador con su camión - Fuente: Twitter

00:45
Video

Muy diferente resultó la ayuda que el francés Adrien van Beveren y el salteño Luciano Benavides le brindaron al español Lorenzo Santolino, después que, quien se presentaba como la revelación 2019 entre los pilotos de motos, se accidentara en el kilómetro 33 de la sexta etapa. El salmaltino, de 31 años, abandonó, tras el fuerte golpe en una zona de mucha piedra; los daños que presentaba la moto reflejaban la dureza del impacto, aunque el piloto no perdió el conocimiento. "¿Qué ha pasado? ¿Me caí fuerte?", le preguntó Santolino a Van Beveren, apenas el galo arribó a la zona. Con dolores en la zona costal, el español no dejó de hablar ni de mover el cuerpo, aunque cuando el helicóptero de la organización descendió para evaluarlo los médicos informaron que sufrió un traumatismo craneoencefálico. Sin fracturas, igualmente fue hospitalizado en la clínica Angloamericana, de Lima. En su debut en el Dakar, Santolino, piloto oficial Sherco, se ofrecía como el mejor rookie.

La atención de Van Beveren (Yamaha) refleja el espíritu de la competencia, ya que el francés marcha en el quinto lugar de la clasificación general, a 9m32seg del líder, el chileno Pablo Quintanilla (Husqvarna). El puntero, en la sexta etapa tuvo una encendida pelea con el argentino Kevin Benavides (Honda), y entre ellos se repartieron cinco de los segmentos de la jornada. Después de la puja, el chileno se impuso al final del día por apenas 1m52seg, una diferencia que le posibilita sostenerse al frente del clasificador general. Cuando la caravana ensaye el rulo de San Juan Marcona –el especial se largará y tendrá como meta el mismo lugar–, Quintanilla largará con 4m38seg de ventaja frente al estadounidense Ricky Brabec (Honda). Benavides se ubica cuarto, expectante, a 8m1seg.

Dos días después del accidente y la ausencia de solidaridad que expuso el ruso Karginov, el Dakar tuvo su escenario ideal para recuperar la imagen y el verdadero espíritu de la carrera.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?