Masters 1000 Miami: Leonardo Mayer ganó el duelo de argentinos frente a Guido Pella

Mayer se impuso frente a Pella en el Masters de Miami
Mayer se impuso frente a Pella en el Masters de Miami
Gastón Roitberg
(0)
23 de marzo de 2019  • 11:58

MIAMI - Nunca es fácil enfrentarse a un compañero de ruta, de esos con los que en un deporte tan individualista como el tenis se comparten buenas experiencias. Pero en esta disciplina los resultados mandan y el correntino Leonardo Mayer dio muestras de mayor contundencia y solidez que Guido Pella para quedarse con el duelo de los argentinos por 6-2 y 6-4 en una hora cuarenta de juego.

"Cuando jugamos los argentinos hay una presión extra, sabemos muy bien cómo juega cada uno y entonces nos ponemos más tensos, se hacen partidos irregulares", analizó Mayer minutos después del final del encuentro.

El partido se dio en condiciones poco favorables: más de 32 grados de temperatura, en una cancha 8 que no cuenta con la herramienta del Ojo del Halcón ante pelotas dudosas y con mucho ruido de los courts vecinos, un tema que los organizadores del Miami Open seguramente no tardarán en resolver para la próxima edición.

"Jugué mejor, con mucha actitud, fue un lindo partido", dijo Mayer debajo de una de las tribunas de cemento del nuevo símbolo del Miami Open, el Hard Rock Stadium . "Fue un buen día mío y uno no tan bueno de Guido. Yo aproveché los muchos puntos clave de break que hubo en el partido, pero no está fácil el tema del saque por la pelota del torneo", detalló el correntino.

Para Mayer en su historia tenística hay una gran paradoja. Si bien dice que se siente cómodo con el juego en la cancha rápida por la potencia de sus golpes y el arma del saque, nunca ganó un torneo en esta superficie (sus dos títulos ATP son en polvo de ladrillo, ambos en Hamburgo).

Guido Pella perdió ante Leonardo Mayer en el Masters 1000 de Miami
Guido Pella perdió ante Leonardo Mayer en el Masters 1000 de Miami Crédito: Diego Lima

El campeón de Copa Davis bromeó cuando un periodista del sitio oficial de la ATP le preguntó acerca de cuál sería el golpe que le "robaría" a sus compañeros del tour. "Sin dudas el slice de Federer, sería exquisito en mi juego aunque a esta altura dudo mucho que pueda imitarlo, ya estoy grande, hay que ganar con lo que tengo". Y la siguiente consulta fue qué golpe le sacarían a él, de poder hacerlo: "Creo que otros jugadores no me sacarían ningún golpe a mí, aunque pensándolo bien, podría ser el saque y la derecha", dijo con humildad.

En el final, Mayer se animó a adelantar su estrategia para el partido de la tercera ronda frente al local Mackenzie McDonald o al griego Stefanos Tsitsipas: "Voy a tener que estar muy prendido e intentar mandar sin guardarse nada".

Para hoy se espera el debut de otro compatriota y dos partidos de dobles con presencia argentina: Diego Schwartzman jugará contra el local Railly Opelka, Guido Pella estará en el doble en pareja con el portugués Joao Sousa vs. Nick Kyrgios y Taylor Fritz; y Andrés Molteni y el italiano Marco Cecchinato se enfrentarán a Marcelo Melo y Lukasz Kubot.

Más allá del menú interesante que presenta el Masters de Miami, en esta ciudad se espera, con localidades agotadas, el plato fuerte de la jornada: el debut de Roger Federer , en el estadio central, ante el moldavo Radu Albot.

MAYER DIXIT

  • Tras la hazaña de 2016, el sueño renovado de la Copa Davis. "Falta mucho y el calendario nos va a llevar de manera automática a esa semana de la Copa Davis. Cuando llegue el momento, te elijan o no, hay que modificar un poco lo que teníamos planeado para el entrenamiento, porque nos corta un poco el descanso. Si me llaman los capitanes ajustaré el calendario y si no me llaman me tomaré el descanso habitual. La Copa Davis se va a dar si me toca un buen año y si me la gano, como siempre dije cuando me tocó. Siempre fue una consecuencia y no se definió por mi historia".

  • La particular relación de los jugadores y la pelota del torneo. "Las pelotas tienen una diferencia, no son las mejores del circuito. Cuando la pelota está nueva agarra un efecto y cuando se pone vieja es una pelota que no tiene cuerpo. Cuando uno le pega se va a cualquier lado. Por eso es difícil darle un kick al saque, se va larga porque no agarra el efecto. Por eso fallamos tantos servicios. En el circuito no jugamos con esta bola, hay que entenderla mejor. Pero hay días en los que no se le entiende nada".

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.