La "promesa dulce" del Peque Schwartzman: qué hará si gana un Grand Slam

Diego Schwartzman ganó en su debut en Australia
Diego Schwartzman ganó en su debut en Australia Fuente: AFP
(0)
21 de enero de 2020  • 12:50

El debut de Diego Schwartzman en la primera ronda del Australian Open no pudo haber sido mejor. Luego de la lluvia en la jornada inaugural que postergó su debut, el argentino se impuso en la mañana del martes de Melbourne ante el sudafricano Lloyd Harris por 6-4, 6-2, 6-2 y hasta se animó a soñar en la entrevista con la televisión luego de su triunfo: hizo una "promesa dulce" en caso de cumplir el gran deseo de conquistar un Grand Slam.

Todavía dentro del campo de juego, el periodista Miguel Simón de ESPN le consultó al Peque qué estaba dispuesto a hacer o prometer si logra ganar uno de los grandes torneos del tenis. Y su respuesta relevó una de sus grandes perdiciones. "Si gano un Grand Slam, ¿qué puedo dejar? Me arriesgo a no comer chocolates por un año... no, por dos años. Me arriesgo aunque es mi perdición", reconoció el número 14 del ranking mundial de la ATP.

Además, luego de que Simón le comentara que su amigo Guido Pella reconoció que dejaría las gaseosas, Schwartzman desmintió entre risas la supuesta promesa: "Es una mentira. Si Guido gana un Grand Slam creo que se retira, pero nunca dejaría la Coca Cola".

A los 27 años, el Peque es el sudamericano mejor rankeado y buscará defender la tercera rueda alcanzada en Australia hace doce meses. Ahora, en la segunda etapa se medirá con el joven español Alejandro Davidovich Fokina, que superó en cinco parciales al eslovaco Norbert Gombos: 4-6, 6-4, 2-6, 6-3 y 6-2. Y una clave central podría estar en el cansancio acumulado, ya que el argentino pudo despachar su partido en tan solo una hora y 45 minutos de juego.

Schwartzman es el mejor argentino en el ranking. Avanza en Australia
Schwartzman es el mejor argentino en el ranking. Avanza en Australia Crédito: Instagram Schwartzman

"Fue un partido rápido, por suerte, porque mañana (por el miércoles) ya hay que salir a jugar de nuevo. El encuentro fue exigente", agregó Schwartzman en ESPN. El Peque desequilibró con la devolución (ganó el 43% de los puntos) y tomó una distancia decisiva en la estadística de las equivocaciones: acumuló apenas 18 errores no forzados, contra los 47 de su adversario. Así edificó un triunfo consistente, que le permitió pasar el primer examen con cansancio mínimo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.