Reina de París: Gabriela Sabatini fue premiada con la más alta distinción de la ITF

Gabriela Sabatini recibió la distinción por "su contribución en las canchas y fuera de ellas", según justificó el presidente de la ITF.
Gabriela Sabatini recibió la distinción por "su contribución en las canchas y fuera de ellas", según justificó el presidente de la ITF. Crédito: Twitter
José Luis Domínguez
(0)
4 de junio de 2019  • 23:59

PARÍS.- El Pavillion Gabriel, un palacio de estilo ubicado a pasos de la bellísima avenida Champs-Elysées, fue el lugar elegido para la tradicional Cena de los Campeones, una reunión que la Federación Internacional de Tenis (ITF) suele realizar cada año durante la segunda semana de Roland Garros en el centro parisino, y que esta vez con una participación argentina especial: Gabriela Sabatini vino aquí para recibir el premio Philippe Chatrier, distinción máxima de la ITF dedicada a quienes han contribuido al deporte de manera decisiva.

Gabriela Sabatini, rodeada por Gastón Gaudio, Franco Davin, Mercedes Paz y Mariano Zabaleta
Gabriela Sabatini, rodeada por Gastón Gaudio, Franco Davin, Mercedes Paz y Mariano Zabaleta Crédito: ITF/Paul Zimmer

La gala, que se realiza desde hace cuatro décadas, contó con la extenista británica Annabel Croft como presentadora de ceremonia; compañera de generación de Gaby, Croft es presentadora de televisión y es una de las caras visibles de las transmisiones de Wimbledon.

El presidente de la Federación Francesa de Tenis, Bernard Giudicelli, y el titular de la ITF, el estadounidense David Haggerty, oficiaron como anfitriones de la ceremonia, que contó con la presencia de leyendas como el australiano Rod Laver y la norteamericana Billie Jean King; y el empresario y exentrenador de Guillermo Vilas , Ion Tiriac. La delegación argentina que acompañó a Gaby incluyó a Mariano Zabaleta (vicepresidente de la AAT), Gastón Gaudio y Mercedes Paz, su compañera de circuito en los comienzos y en muchos torneos en el dobles, y Franco Davin, actual entrenador del italiano Fabio Fognini y especialmente invitado por Sabatini.

Gabriela Sabatini, en el centro del Pavillion Gabriel en París, con el trofeo Phillippe Chatrier
Gabriela Sabatini, en el centro del Pavillion Gabriel en París, con el trofeo Phillippe Chatrier Crédito: ITF/Paul Zimmer

La ITF distinguió en primer término a los campeones mundiales de la temporada pasada: el serbio Novak Djokovic (juega hoy por los cuartos de final de Roland Garros y no acudió, pero agradeció a través de un video) y la rumana Simona Halep, en singles; los estadounidenses Mike Bryan (obtuvo el premio por duodécima ocasión) y Jack Sock fueron los ganadores en el dobles varones, mientras que las checas Barbora Krejcikova y Katerina Siniakova, campeonas de Roland Garros y Wimbledon , fueron las vencedoras en el dobles femenino.

En juniors, los número 1 fueron la francesa Clara Burel y el taiwanés Tseng Chun-Hsin, y en tenis adaptado, los premiados fueron la holandesa Diede de Groot y el japonés Shingo Kunieda; el australiano Dylan Alcott, considerado una leyenda extradeportiva en su país, fue el campeón en la categoría quads. Desde luego, fueron distinguidos los equipos campeones de Copa Davis (Croacia) y Fed Cup (República Checa).

"Fuente de inspiración"

Para la ocasión, Sabatini lució un vestido negro ceñido que realzó su figura. Luego de una cena que incluyó una entrada de langosta, y confitura de ternera en salsa de cúrcuma como plato principal, acompañados por vinos de Alsacia y del Valle del Ródano, la argentina fue presentada por Haggerty, que destacó sus logros como jugadora, pero sobre todo remarcó sus valores y su vocación para promover el deporte: "Gabriela asombró desde pequeña, no solo a la Argentina, sino a todo al mundo. A los 15 años, ya era una de las semifinalistas en Roland Garros, poco después de consagrarse campeona mundial junior, en 1984. Llegó a ser la número 3 del mundo y permaneció durante una década en el Top 10. Campeona del US Open en 1990, es aún la única argentina ganadora de un Grand Slam en singles. Es embajadora de la Unicef y la Unesco, y tuve el placer de verla trabajar como atleta modelo en los Juegos Olímpicos de la Juventud del año pasado en Buenos Aires. Es un honor distinguirla como fuente de inspiración".

Frente al público que asistió a la gala, Gaby pronunció un discurso, en el que contó: "El tenis me permitió viajar, me enseñó a trabajar duro para conseguir mis objetivos. Estoy muy agradecida por recibir esta distinción en una ciudad tan especial. En Roland Garros fui campeona junior (en 1984, cuando tenía 14 años), y eso me marcó mucho, cambió mi vida".

Gabriela Sabatini, junto con la legendaria Billie Jean King y Simona Halep, número 3 del mundo y campeona de Roland Garros
Gabriela Sabatini, junto con la legendaria Billie Jean King y Simona Halep, número 3 del mundo y campeona de Roland Garros Crédito: ITF/Paul Zimmer

"Durante mi carrera pasé por momentos difíciles, viajando sola alrededor del mundo, tratando de manejar las presiones y extrañando a mi familia y a mis amigos. Estaba viviendo una vida diferente a la de cualquier otra chica de mi edad. Pero, en definitiva, todo ese sacrificio fue recompensado. El tenis me dio alas. Me ayudó a ser más fuerte, física y mentalmente. Aprendí a ir en busca de lo que yo quería con pasión, amor y disciplina. Tuve la oportunidad de viajar y conocer el mundo, nuevas culturas, nuevas personas, y hacer amigos en todas partes. También me dio el temperamento para afrontar los momentos complicados. Aprendí de las victorias, pero más de las derrotas. Pasaron más de 20 años desde que me retiré, y las marcas que el tenis dejó en mí permanecerán por siempre. El tenis y el deporte enseñan valores, con pasión, y nos dan la oportunidad de crecer y desafiarnos a nosotros mismos, y ser cada vez mejores", expresó Sabatini en su premiación, en el momento más emotivo de la noche.

La mejor tenista argentina de la historia fue también la primera representante de nuestro país en recibir este reconocimiento por parte de la ITF. Vale recordar que Sabatini es parte del Salón de la Fama del Tenis desde 2006, un espacio que comparte con Guillermo Vilas. Durante su carrera, entre 1984 y 1996, conquistó 27 títulos en singles, incluido el US Open 1990 y dos Masters del circuito WTA, en el Madison Square Garden. Fue finalista en el Abierto de los Estados Unidos de 1988 y en Wimbledon 1991, y obtuvo la medalla plateada en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988.ß

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.