Un duro revés para Guillermo Coria

Dio positivo con nandrolona y fue suspendido hasta marzo; ingirió un compuesto vitamínico infectado; es el segundo caso de un argentino con doping
(0)
22 de diciembre de 2001  

En menos de ocho meses, otro golpe para el tenis argentino . La Asociación de Tenistas Profesionales (ATP) anunció ayer que Guillermo Coria , de 19 años, fue sancionado con siete meses -retroactivo al 13 de agosto último- tras haber dado positivo con nandrolona, tras un control antidoping que le efectuaron en Barcelona, el 25 de abril último.

Ayer, en su domicilio de Belgrano, el tenista de Venado Tuerto ratificó lo manifestado por la entidad que rige el circuito masculino, en el que no podrá intervenir hasta el 13 de marzo del año próximo . Coria, actualmente en el 44° lugar de la Carrera de los Campeones y del Sistema de Acceso, volverá a jugar con una clasificación por debajo de los 100 primeros del mundo, con lo cual, prácticamente, perderá todos los puntos por la mayoría de los torneos disputados durante 2001, sumado a unos 150.000 dólares en concepto de ganancias.

Se habló de golpe. Y el de Coria fue el segundo en el año , pues el 9 de abril de este año, en Miami, la ATP sancionó por tres meses a Juan Ignacio Chela , por consumo de metiltestosterona en agosto de 2000, en el certamen de Cincinnati.

Acompañado por su padre, Oscar; su entrenador, Franco Davin; su preparador físico, Alberto Osete; su médico, Javier Maquirriain, y su asesor comercial, Darío Maida Re, Coria dio su versión sobre los hechos.

Tras el partido que perdió con suizo Michael Kratochvil (6-7, 7-5 y 7-6), el 25 de abril último, por la segunda rueda del torneo de Conde de Godó, el argentino dio positivo. La ATP le "transmitió" el informe en julio, durante su participación en Gstaad, prueba posterior a Wimbledon.

Los médicos le preguntaron si había consumido algo y el tenista señaló que no, salvo un complejo vitamínico de venta pública, del cual tenía en su poder el frasco de pastillas. Además, en su domicilio de esta ciudad poseía otro frasco de la misma sustancia sin abrir, sellado de origen. Una vez sabido que se trataba de nandrolona, Coria y sus asesores llegaron al laboratorio del doctor Vivian James, un renombrado especialista británico de nandrolona, que también trabaja para el Comité Olímpico Internacional. James los obligó a la compra de un tercer frasco de esa sustancia (Coria no dijo cuál es el nombre, pues está en litigio): con las tres muestras, dos de un mismo lote y la tercera diferente, James demostró que las pastillas estaban contaminadas con nandrolona.

La ATP, mientras tanto, que lo había sometido a un control en el Abierto de Australia (negativo), volvió a pedirle una muestra en Kitzbuehel, en agosto, que también dio negativa, como prolongados controles -en Francia- con pedazos de su cabello. Todo esto, también, durante el tiempo en el que Coria no formó parte del circuito, entre agosto y diciembre, por una lesión en la mano izquierda.

Asesorado por el estudio jurídico español 4 Sports, el mismo que defendió a Chela en abril, Coria y el grupo citado anteriormente concurrieron al juicio deportivo que le entabló la ATP entre el 30 de noviembre y el 2 del actual. Allí, el tribunal constituido por el canadiense Richard McLaren, el brasileño Eduardo de Rose y el puertorriqueño Arturo Martí, determinó, pese a las pruebas citadas anteriormente, la suspensión, pero con un fuerte impulso de la ATP por las presiones que recibió de los jugadores de otros países debido a que consideraban "leve" la sanción que había recibido Chela.

Tras escuchar a Coria, el Tribunal señaló que: a) "el resultado del test-antidoping es positivo derivado del consumo de unas tabletas de multivitaminas que fueron contaminadas en su proceso de fabricación con la sustancia nandrolona...", b) "sabiendo que Guillermo no sabía que las pastillas estaban contaminadas", c) "encontrando que la conducta del jugador fue razonable, pues no existe nada que pudiese haber alertado al jugador o a su equipo de que las multivitaminas estaba contaminadas", y d) "teniendo en cuenta que ha sido una desgracia que es totalmente impredecible, y solamente evitable mediante la total abstinencia. Teniendo en cuenta los cuatro meses de inactividad voluntaria, que el Tribunal está dispuesto a considerar como parte de la sanción, una sanción de tres meses parece apropiada".

Ese fue el fin del acta. Coria, que por las reglas debería haber recibido una sanción de dos años , perderá los puntos de Barcelona, Mallorca, Roma, Wimbledon, Gstaad, Stuttgart, Australia, Bogotá, Viña del Mar -su primer título profesional- y Buenos Aires. Y recién regresará a las courts el 13 de marzo. Para él, será como un volver a empezar.

Casos anteriores

  • Petr Korda: dio positivo de nandrolona en Wimbledon 1998, y la FIT lo sancionó primero con la quita de los puntos y el dinero ganado en Inglaterra, además de un año de suspensión. El checo apeló a la High Court británica, que revocó el fallo de la FIT; finalmente, el Tribunal de Arbitraje del Deporte, en Lausana, confirmó la sanción inicial, pero para entonces, el checo ya se había retirado.
  • Ignacio Truyol: la ATP suspendió al español por 15 meses en enero de 1997 por consumo de nandrolona en el challenger de Ostende, en 1996. Le descontaron 192 puntos y devolvió el premio de 39.985 dólares.
  • Karel Novacek y Mats Wilander: el checo y el sueco fueron sancionados por la FIT al dar positivos de cocaína Roland Garros 1995. En marzo de 1997, ambos tuvieron una pena de 3 meses.
  • Samantha Reeves: la norteamericana fue castigada por la WTA en julio de 1998 tras comprobarse la ingestión de nandrolona en un torneo challenger.
  • Juan Ignacio Chela: el argentino fue sancionado, en abril de este año, con 3 meses, una multa de 8550 dólares y la quita de puntos por haber dado positivo de metiltestosterona en Cincinnati (de agosto de 2000).
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.