El Gran Premio Carlos Pellegrini, donde el viaje de regreso de Javier tiene otra estación de lujo