Vancsik, debut y nervios

(0)
24 de marzo de 2000  

RIO DE JANEIRO (De un enviado especial).- Daniel Vancsik parecía un niño con un juguete nuevo en el green de práctica del Itanhangá Golf Club. El misionero, de 23 años, no podía con su alegría por su desempeño y le costaba aflojar la tensión y los nervios de su debut en el Tour Europeo. "Estoy en el aire. No lo puedo creer. Debutar en un torneo así y con un buen score (68) es increíble", contó Vancsik.

Llegó a la cancha a las 5.30 de la mañana (su salida era a las 7) y se encontró con el club cerrado: "Tenía tanta ansiedad que me desperté como cinco veces durante la noche. Estaba muy nervioso y no me quería quedar dormido. Cuando llegué al club, no había nadie y eso me puso peor.

"Por suerte me sirvieron los consejos de Berendt y de Cóceres. Ellos me dieron algo de tranquilidad y me transmitieron su experiencia", afirmó el misionero, que llegó desde la clasificación, junto con Walter Miranda y Raúl Pérez: "Me anoté en la clasificación sin mucho convencimiento, pero me fue bien y acá estoy... Todavía me tiemblan las piernas. Espero que esta experiencia me sirva para entrar en algún tour. No sé en cuál, pero este año lo voy a intentar".

Marca superada. El récord del campo que consiguió el australiano Peter Lonard estaba en poder del argentino Vicente Fernández, que había marcado 66 golpes en el Abierto de Brasil, de 1984. El mejor registro en el antiguo diseño del Itanhangá Golf Club es del maestro Roberto De Vicenzo, con 66, en 1963, un score que comparte con el norteamericano Tom Siek Man.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.