Antes de ver publicidad, pregunte cuánto le pagan