El precio de la soja subió un 1,9% en la Bolsa de Chicago y alcanzó el nivel más alto desde enero

Las buenas ventas estadounidenses a China y el clima adverso para los cultivos fueron los fundamentos alcistas
Las buenas ventas estadounidenses a China y el clima adverso para los cultivos fueron los fundamentos alcistas Fuente: Archivo
Dante Rofi
(0)
27 de agosto de 2020  • 18:10

La falta de humedad en zonas clave para la producción agrícola de los Estados Unidos y la activa participación compradora de China le posibilitaron hoy a la soja una suba del 1,9% en la Bolsa de Chicago, donde el valor de la oleaginosa alcanzó el nivel más alto desde la segunda semana de enero pasado.

Al momento de fijar los ajustes de la rueda, las pizarras reflejaron mejoras de US$6,52 y de 6,53 sobre los contratos septiembre y noviembre de la soja, cuyos valores fueron de 344,38 y de 346,13 dólares por tonelada. Luego de tres ruedas alcistas consecutivas, estas posiciones acumularon ganancias del 4,2 y de 4% frente a los precios vigentes el lunes, de 330,60 y de 332,81 dólares.

Lejos de mejorar, la condición de los suelos en Iowa, el segundo mayor productor de soja estadounidense, se agravó por la prolongada ausencia de lluvias. En su monitoreo semanal de la sequía, el Centro Nacional de Mitigación de la Sequía estadounidense elevó del 87,76 al 96,31% la proporción de suelos del Estado con déficit de humedad; del 45,46 al 60,88% la porción con condiciones de sequía moderada; del 23,43 al 29,30% las zonas con sequía severa, y del 6,16 al 6,52% el área con sequía extrema.

Pero ahora, a la crisis hídrica de Iowa se sumó el déficit de humedad en el norte de Illinois, el principal Estado productor de soja; en el norte de Indiana, y en buena parte de Ohio.

Más allá de precipitaciones muy sectorizadas, el clima no guardó relación con los augurios del Servicio Meteorológico de los Estados Unidos, que desde el fin de semana pasado marcó la posibilidad de lluvias mayores a los registros normales sobre buena parte de las zonas agrícolas del medio oeste.

El viernes pasado, tras recorrer siete de los principales Estados productores de granos gruesos, los técnicos del ProFarmer estimaron, en promedio, una cosecha de soja 2020/2021 en EE.UU. de 118,72 millones de toneladas, producto de un rinde medio de 35,31 quintales por hectárea. Por entonces, los especialistas advirtieron que en varias de las regiones relevadas, con la excepción de Iowa, los cultivos aún mantenían latente la posibilidad de ser récord si eran acompañados por lluvias en los días siguientes.

Esas lluvias no llegaron y el mercado, con los fondos de inversión especuladores a la cabeza, comenzó a asumir que el volumen final de la cosecha estadounidense quedará debajo de los 118,72 millones de toneladas previstos por el ProFarner y de los 120,42 millones proyectados por el USDA en su último informe mensual de estimaciones agrícolas.

En cuando a las exportaciones, entre el martes y el miércoles el USDA confirmó nuevas ventas de soja por 746.000 toneladas, de las cuales 604.000 fueron adquiridas por China. Además, en su informe semanal sobre las exportaciones estadounidenses (reflejó lo confirmado entre el 14 y el 20 del actual), hoy el organismo reportó negocios por 1.874.400 toneladas del ciclo 2020/2021, de las cuales 822.000 toneladas tendrán por destino puertos chinos.

Según datos relevados por Karen Braun, especialista en mercados agrícolas y columnista de Thomson Reuters, hasta el 20 del actual las exportaciones conjuntas de soja y de maíz de la campaña 2020/2021 de los Estados Unidos suman "la impresionante cantidad de 35,80 millones de toneladas. Eso es, por mucho, la mayor marca en varios años y, posiblemente, un récord histórico" para la actual altura del año. Vale recordar que la cosecha de maíz comenzará en los próximos 10 a 15 días, mientras que para la recolección de la oleaginosa resta cerca de un mes.

En cuanto al maíz, hoy las pizarras de Chicago mostraron alzas de US$1,48 y de 1,67 sobre los contratos septiembre y diciembre, cuyos ajustes fueron de 135,53 y de 141,13 dólares por tonelada. La diferencia con la magnitud de las subas de la soja está en que el mercado del cereal ya asumió y reflejó sobre sus precios en ruedas anteriores el impacto de una cosecha más ajustada que la prevista inicialmente, primero por el recorte del área sembrada y, después, por la sequía que deterioró los cultivos en Iowa.

En lo que va de la semana el USDA confirmó nuevas ventas de maíz estadounidense por 1.395.000 toneladas, de las cuales 1.155.000 toneladas fueron adquiridas por China. En tanto que en su reporte semanal sobre las exportaciones, el organismo relevó negocios por 1.180.500 toneladas y de ellas, 666.000 con rumbo a puertos chinos.

Mercado local

Las subas externas se reflejaron en el mercado doméstico, donde los compradores elevaron de 247 a 250 dólares por tonelada la oferta por soja con entrega inmediata sobre el Gran Rosario y de 238 a 240 dólares sobre Bahía Blanca y Necochea.

Por la soja de la próxima cosecha, para las descargas entre abril y mayo, la mejora fue de 235 a 238 dólares por tonelada para las terminales de la costa del Paraná y de 230 a 233 dólares para los puertos del sur de Buenos Aires.

Las pizarras del Matba Rofex reflejaron alzas de US$2,70 y de 1 sobre los contratos noviembre y mayo de la soja, cuyos ajustes fueron de 255,70 y de 238,50 dólares por tonelada.

Respecto del maíz, los exportadores mejoraron sus propuestas para el Gran Rosario de 148 a 150 dólares por tonelada y de 150 a 152 dólares para Bahía Blanca, mientras que para Necochea las mantuvieron en 150 dólares.

Por el maíz de la nueva cosecha, para las entregas entre marzo y mayo, los compradores volvieron a pagar 150 dólares por tonelada para Bahía Blanca y 145 dólares para el Gran Rosario y para Necochea.

En el Matba Rofex las posiciones septiembre y diciembre del maíz sumaron US$1,60 y 2, tras cerrar con ajustes de 154,10 y de 154,50 dólares por tonelada, en tanto que el contrato abril ganó US$1,20 y terminó la jornada con un valor de 146,50 dólares.

Interés por el trigo nuevo

En el mercado local de trigo lo importante pasó por la cosecha 2020/2021, con un pronunciado interés de los exportadores sobre la zona del Gran Rosario. Las ofertas por el grano para las entregas en noviembre crecieron de 175 a 180 dólares por tonelada; para diciembre, de 177 a 181 dólares, y para enero, de 177 a 182 dólares.

Pese a las subas, el volumen comercializado fue muy bajo, producto de la incertidumbre que tienen los vendedores sobre el volumen que podrán cosechar si las condiciones de sequía se mantienen en áreas clave del centro y del norte de la zona núcleo, entre ellas, la provincia de Córdoba.

En Bahía Blanca el cereal para las entregas entre diciembre y enero se mantuvo en 180 dólares por tonelada, mientras que en Necochea subió de 173 a 175 dólares por tonelada.

Las posiciones diciembre y enero del trigo en el Matba Rofex aumentaron US$2,70 y 2,50, al terminar la jornada con ajustes de 182,20 y de 185,50 dólares por tonelada.

Por: Dante Rofi

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.