En un mercado escéptico con un acuerdo entre EE.UU. y China, la soja cayó un 2,1%

El mercado, escéptico sobre un acuerdo entre EE.UU. y China por la soja
El mercado, escéptico sobre un acuerdo entre EE.UU. y China por la soja
Dante Rofi
(0)
26 de noviembre de 2018  • 20:17

En la cuenta regresiva para el encuentro en la Argentina entre los presidentes de los Estados Unidos y de China, que se concretaría este viernes durante la cumbre de líderes del G-20, el mercado de granos se tornó escéptico con la posibilidad de que Donald Trump y Xi Jinping logren algún acuerdo que reencauce –entre otros muchos temas– el comercio de soja.

Esa falta de confianza en el fin de la guerra comercial, sustentada asimismo por las fluidas importaciones chinas de soja brasileña, provocó una caída del 2,1% del valor de la oleaginosa en la Bolsa de Chicago, donde los contratos enero y marzo perdieron US$6,88 y 6,80 al terminar la jornada hoy con ajustes de 316,83 y de 321,97 dólares por tonelada.

Durante la rueda, los fondos de inversión especuladores liquidaron 12.000 contratos de soja, equivalentes a poco más de 1,63 millones de toneladas.

La Administración Nacional de Aduanas de China informó que las importaciones de soja durante octubre sumaron 6,92 millones de toneladas, de las cuales 6,53 millones correspondieron a mercadería brasileña y apenas 67 toneladas a grano procedente de los Estados Unidos. En igual mes de 2017, las colocaciones de Brasil fueron de 3,38 millones, mientras que las estadounidenses resultaron de 1,33 millones.

En paralelo, el USDA informó que las exportaciones estadounidenses de soja del ciclo comercial 2018/2019 –se inició el 1º de septiembre– sumaron 12.152.788 toneladas (a todos los destinos), un 42,3% menos que las 21.054.389 toneladas despachadas un año atrás. Esta caída de las ventas se da con una cosecha estimada en 125,18 millones de toneladas, contra los 119,52 millones recolectados en la campaña 2017/2018.

La caída de los precios de la soja también contó con el mercado cambiario como fundamento, dado que el real se devaluó un 2,5% y el peso, un 3,9%. Estos movimientos mejoran la competitividad de las materias primas de Brasil y de la Argentina, los dos proveedores naturales de soja para China, en ausencia del grano de los Estados Unidos.

El complejo oleaginoso estadounidense también padeció la caída del 2,5% del precio del aceite, producto de la posibilidad de que Indonesia suprima el cobro de retenciones a las exportaciones de aceite de palma, lo que generaría una mayor competencia en el mercado de aceites vegetales.

En el mercado local, la devaluación del peso posibilitó la mejora del valor nominal de la soja. En efecto, la demanda sobre el Gran Rosario pagó $9200 por tonelada, $200 más que el viernes. El rumbo no fue el mismo en el Mercado a Término, donde el contrato noviembre bajó US$3,80 tras cerrar en US$249,10.

Por: Dante Rofi
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.