La Rural explicó por qué no integra el consejo que vio a Cristina

Daniel Pelegrina, presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA)
Daniel Pelegrina, presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA) Fuente: Archivo - Crédito: Archivo-Hernán Zenteno
Fernando Bertello
(0)
1 de agosto de 2020  • 00:23

La Sociedad Rural Argentina (SRA) expresó en un mensaje a sus directores y socios que no participa del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA) porque tiene "dudas" de que se "escondan propuestas de medidas que puedan resultar perjudiciales para la producción primaria".

El CAA está integrado por más de 40 entidades del agro, entre ellas Coninagro, Federación Agraria y Confederaciones Rurales Argentinas (CRA). La Rural no participa de esa agrupación que está trabajando en un plan para exportar por US$100.000 millones, entre otros puntos. Ayer miembros del CAA se reunieron con la vicepresidenta de la Nación, Cristina Kirchner, para llevarle esa propuesta. La expresidenta le dio su apoyo.

En un escrito, la Rural explicó que está trabajando en un espacio agroindustrial -que tuvo su inicio en octubre del año pasado y también incluye otras entidades, bolsas y cámaras del sector para formular políticas y de comunicación del campo para el resto de la sociedad-, pero no forma parte del CAA.

"La Sociedad Rural Argentina no forma parte de otro espacio, autodenominado Consejo Agroindustrial Argentino, porque no hemos participado en la elaboración del plan que promueve y no tenemos certezas acerca de que dicho plan contemple los lineamientos de las Propuestas para el Campo, que hemos elaborado y hecho públicas hace más de un año desde la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias", señala.

Luego agrega: "Tenemos dudas de que, bajo el genérico "agregado de valor", se escondan propuestas de medidas que puedan resultar perjudiciales para la producción primaria, y tengan el efecto contrario al de "promover las exportaciones", que es materia fundamental de nuestra propuesta, con la mirada de las necesidades de los productores como principales generadores de los aumentos de producción necesarios para luego ser exportarlos".

Para la SRA, "esquemas persistentes de retenciones a nuestros productos, bajo una búsqueda de "estabilidad fiscal", o diferenciales de derechos de exportación que transfieren valor e ingresos de los productores a otros integrantes de la cadena, son perjuicios que no permitirán mayor producción en el future".

En diálogo con LA NACION, Daniel Pelegrina, presidente de la entidad, señaló que con las otras entidades del espacio agroindustrial -varias de ellas pertenecientes al ahora llamado CAA- "se sigue trabajando" en lo iniciado en octubre del año pasado.

En tanto, sobre el CAA dijo: "No conocemos el documento, creemos que tiene cosas que no son compatibles con la Mesa de Enlace. Hay una cantidad de números y cifras (en la iniciativa del CAA), pero, ¿cómo llegamos a esas cifras".

Pelegrina también se refirió a la reunion de ayer del CAA con la vicepresidenta de la Nación. "Se necesita un contexto, un ambiente de negocios. Creemos que tiene que haber señales claras de que nos van a dejar producir", dijo.

"Tenemos que entender que si no tenemos el contexto, certeza de un cambio, respeto a las instituciones, no va a haber posibilidad de un aumento de la producción. Es una construcción, tiempo, verla a Cristina no va a lograr ninguna de estas cuestiones. La foto no sirve, lo que sirve es la película y hacia dónde apunta el final. Setenta años de desarreglo de la Argentina no se van a arreglar con una foto", agregó Pelegrina.

En la entidad sostienen que hay cosas que van más allá de una ley. Al respecto, el escrito enviado a directores y delegados dice: "Estabilidad institucional, seguridad jurídica, macroeconomía en orden, transparencia, un esquema tributario no distorsivo, fomento a la inversión privada con financiación acorde, un sistema laboral moderno, inversión pública orientada a mejorar la competencia internacional, política de integración inteligente con el mundo, fomento de las buenas prácticas agropecuarias como base de una producción sustentable, inserción de la juventud como motorizadora de la innovación y la tecnología en el campo y muchas otras medidas imprescindibles para aumentar la producción no pueden contenerse en una única ley".

"Por el contrario, deben ser el resultado de lineamientos de gobierno y señales inequívocas que vayan orientadas a ese rumbo, transformadas en políticas de estado a favor del campo y en pos del desarrollo armónico de todo el territorio de nuestra Nación, para generar empleo y colaborar con la contención del flagelo de la pobreza", agrega.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.