Coinciden en que la inflación no debería superar los dos dígitos en 2005