Blockchain: avanza la tecnología que impulsa las cadenas de abastecimiento

Carlos Toppazzini
(0)
22 de noviembre de 2018  

Crédito: Shutterstock

Para transportar un cargamento de palta desde Mombasa hasta el puerto de Rotterdam se requieren cerca de 300 intercambios de información. El comercio internacional es altamente ineficiente en este aspecto y adolece de numerosos procesos basados en papeles. De hecho, una quinta parte del costo de la logística global se podría bajar con la reducción del uso de papel. Incluso con algo de eficiencia administrativa también se mejorarían otros aspectos.

Afortunadamente, la tecnología blockchain está revolucionando la mayoría de las industrias, en la medida en que permite a las organizaciones repensar sus procesos y la manera de trabajar. Si bien las criptomonedas fueron el primer caso conocido para el uso de esta nueva tecnología, en la actualidad ya dejó de ser el único. De hecho, el comercio internacional ya cuenta con su propia experiencia exitosa desarrollada por IBM y Maersk Line. De esta colaboración surgió TradeLens, una solución de envíos para aplicar blockchain a la cadena de suministro mundial que ya incorporó a 94 organizaciones que decidieron participar activamente en esta plataforma, basada en estándares abiertos.

Esta herramienta, diseñada para promover un comercio global más eficiente y seguro, reúne a varias partes para apoyar el intercambio de información, la transparencia y estimular la innovación en toda la industria. En la actualidad, el ecosistema de TradeLens incluye más de 20 operadores de puertos y terminales en todo el mundo, como Singapur, Hong Kong, Halifax, Rotterdam, Bilbao y Filadelfia. Esto representa cerca de 234 pasarelas marinas en todo el mundo involucradas activamente en el sistema. Pacific International Lines (PIL) se unió a Maersk Line y Hamburg Süd como transportistas de contenedores globales que participan en la solución y también se registró la intervención de autoridades aduaneras de los Países Bajos, Arabia Saudita, Singapur, Australia y Perú.

A su vez, creció la participación de los propietarios de carga y de empresas de transporte y logística.

Seguimiento y transparencia

En el mundo actual de la logística y el transporte se vuelve crítico conocer el estado y la condición de cada producto a lo largo de toda la cadena de suministro, desde el origen de las materias primas y la producción hasta la distribución final. En ese sentido, aplicar blockchain permite mayor transparencia con un registro compartido de propiedad y ubicación de piezas y productos en tiempo real.

Para María Munaro, líder de Blockchain en IBM Argentina, la aplicación del sistema atiende los desafíos inherentes a la colaboración de una cadena de suministro distribuida y fragmentada: "Son fundamentales los registros compartidos, contratos inteligentes, privacidad y confianza, así como el uso de estándares e interoperabilidad, estandarización de la información y de interfaces".

Además, remarcó que si bien TradeLens "reúne a varias partes para respaldar el intercambio de información y la transparencia, al mismo tiempo también estimula la innovación en toda la industria".

Por su parte, María Laura Fillippello, gerente general de Maersk Line Argentina, destacó la colaboración con IBM enfocada en aplicar blockchain a la logística para alcanzar una solución de envío que promueva un comercio más eficiente y seguro. "Se trata de una plataforma global pensada para que el comercio internacional sea más ágil y tenga menor costo", señaló. Y agregó que "el comercio global es todavía muy ineficiente por causa de procesos desconectados entre sí o que aún utilizan el papel como soporte". "Por eso trabajamos en una plataforma que puede trabajar de manera interconectada y sobre tecnología blockchain", dijo.

Al respecto, retomó Munaro, la posibilidad de formar comunidad entre distintos actores para resolver problemáticas que abarcan toda la industria del comercio internacional genera a su vez beneficios compartidos. "En un sector con tantos procesos, jugadores e información que cambia de manos constantemente, el incremento de costos es inevitable, pero con una estructura que comparta información como lo hace blockchain los costos de operación se pueden reducir un 10%", pronosticó.

El sistema constituye la base de estas nuevas cadenas de suministro digitales al permitir a múltiples socios comerciales colaborar mediante el establecimiento de una única vista compartida de la transacción, sin comprometer detalles, privacidad o la confidencialidad de la misma. De esta manera, transportistas, navieras, transitarios, operadores de puertos y terminales, transporte interior y autoridades aduaneras pueden interactuar de manera más eficiente a través del acceso en tiempo real a los datos y documentos de envío, incluidos los datos de IoT y sensores que van desde el control de la temperatura hasta el peso del contenedor.

Durante el período de prueba, que duró un año, Maersk e IBM trabajaron con decenas de socios del ecosistema en identificar oportunidades para evitar demoras causadas por errores en la documentación o en la información. En ese tiempo pudieron reducir 40% el tiempo de tránsito de un envío de materiales de empaque a una línea de producción en Estados Unidos, evitando miles de dólares en costos. Asimismo, mediante una mejor visibilidad y medios de comunicación más eficientes, algunos participantes de la cadena de suministro también estiman que podrían reducir procedimientos para responder preguntas operativas básicas, como "dónde está mi contenedor", de 10 pasos y 5 personas, a un paso y una persona.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.