El dulce de leche argentino sedujo al consumidor inglés

Parten los primeros contenedores
(0)
13 de mayo de 2003  

SAUCE VIEJO, Santa Fe.- "The most authentic dulce de leche is now in the UK". La firma San Ignacio, hoy la tercera productora nacional de dulce de leche, lanzó bajo esta premisa (el más auténtico dulce de leche está ahora en el Reino Unido) uno de los productos más tradicionales del país y bastó un par de presentaciones para definir el ingreso en el mercado inglés.

Los resultados fueron inmediatos y por estos días la empresa santafecina se prepara para enviar los primeros contenedores con destino a Londres para ser distribuidos en toda la región.

Tiempo atrás, la Cámara de Comercio Argentino-Británica organizó el encuentro "Dulce de leche: Argentina´s best kept secret" (dulce de leche, el secreto mejor guardado de la Argentina) en la representación diplomática de nuestro país en Londres, con la participación del embajador Vicente Berasategui y el presidente de San Ignacio, Carlos Ignacio Cassanello. Allí concurrieron también potenciales compradores y distribuidores; en ese ámbito se aprovechó la oportunidad para explicar las características del producto fabricado en Santa Fe.

La estrategia

Andrés Kiceleff, de Building Bridges, fue el encargado de otorgar información sobre la mercadería que se exhibía mientras otros expositores hicieron referencia a los diferentes usos que posee el producto ante industrias londinenses.

"Las gestiones para vender en Inglaterra comenzaron hace algo más de un año. Luego enviamos unas muestras y nos pusimos de acuerdo para diagramar las primeras presentaciones y una campaña publicitaria que ya fue lanzada", explicó a LA NACION el responsable del área de Comercio Exterior de San Ignacio, Alejandro Derito.

El interés por utilizar la denominación de origen del producto fue precisamente el eje de la campaña, aunque la empresa reconoció que esa decisión fue impulsada luego de que la compañía HŠagen-Dazs lanzara dentro de sus exóticos gustos el helado de dulce de leche.

"Esa novedad nos abrió las puertas para ingresar con mayor facilidad en el mercado de Inglaterra. Creemos que dentro de dos años el dulce de leche va a ser un boom en este país y en otras partes de la Unión Europea", opinó Derito.

Además, la estrategia publicitaria de San Ignacio fue comercializar el producto en idioma español; allí los ingleses conocen el dulce de leche como sweet milk .

La firma exporta en la actualidad alrededor del 30% de lo que produce la planta ubicada a 20 kilómetros de la capital de Santa Fe. Cifras aportadas por el establecimiento indican que el año pasado la fabricación total superó las 12.000 toneladas.

Las ventas en el exterior se concretan en Estados Unidos, Italia, España y Francia, aunque también envían a Siria y Suecia, entre otros países.

La firma tiene sus orígenes hace aproximadamente 64 años cuando el fundador, Ignacio Rodríguez Soto, instaló la primera fábrica en la intersección de las calles 3 de Febrero y Alvear, en Rosario. La empresa (compuesta por capitales franceses y argentinos) posee bocas de distribución en esa ciudad, Córdoba y Buenos Aires. Derito consideró que si bien el consumo es importante en países donde hay un importante número de argentinos, la idea de la empresa es conquistar al público extranjero.

Comentó también que San Ignacio comenzó a exportar a fines de los años 80 y el primer destino del dulce de leche fue Alemania. Mensualmente envían al exterior algo más de 3 contenedores.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.