Tiemblan las ventas de Chile

El conflicto de Medio Oriente hace perder el equilibrio de su posición externa
(0)
24 de octubre de 2000  

SANTIAGO, Chile (El Mercurio, Grupo de Diarios América).- Anclados en la globalización, es cada vez más difícil no verse afectado por lo que ocurre en cada rincón del mundo, por apartado que esté.

Es así como el conflicto en Medio Oriente podría tener efectos negativos en la economía mundial y de rebote en la chilena.

La raíz del problema se encuentra básicamente en el petróleo. Si el precio del crudo sigue una tendencia alcista, el crecimiento de la economía mundial se verá directamente afectado, disminuyendo así la demanda por todo tipo de productos.

"Una guerra empobrece a la humanidad y, por lo tanto, nadie gana", señala Felipe Cubillos, presidente de la Corporación de Exportadores (gremio conformado por 2200 empresas), que hace ver su negativo efecto en la economía internacional, sobre todo en el comercio exterior.

Dinamismo comercial

El aumento de las exportaciones chilenas se debe a su dinamismo comercial, pero también se explica por el crecimiento de la economía mundial. Por lo tanto, si éste se desacelera, las exportaciones chilenas se verán afectadas, dijo el dirigente.

La situación es especialmente grave si se considera que las exportaciones son las que están liderando el proceso de reactivación de la economía chilena. El vigoroso crecimiento que tienen este año los países industrializados ha significado una mayor demanda por productos, con el consiguiente aumento de precios de productos como celulosa y cobre, relevantes en la balanza comercial chilena.

Alvaro Merino, gerente de Estudios de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), explicó que un repliegue del crecimiento económico mundial significa una menor demanda de metal rojo, lo que derivaría en una caída de su precio.

Las ventas de Chile a Medio Oriente (tomando en cuenta quince países) son bastante bajas, ya que representan sólo el 1 por ciento del total de los productos y servicios comercializados hacia el exterior por Chile, y ascendieron a 150 millones de dólares anuales en los últimos tres años.

Desempleo

Según el Instituto Libertad y Desarrollo, el conflicto en Medio Oriente incide en el nivel de desempleo, los recursos fiscales del presupuesto de 2001 y en la fortaleza de la posición externa de la economía nacional. Este escenario podría llevar a que el Banco Central tenga que verse obligado a actuar para mantener la inflación con la política monetaria, lo cual crea expectativas negativas.

Por su parte, el presidente del Banco Central, Carlos Massad, señaló que si bien todo el mundo se verá afectado por un precio del petróleo más alto, eso hoy no produce problemas de balanza de pagos ni de pagos externos.

"Lo que sí podría suceder son algunos efectos en materia de inflación y de crecimiento real, porque debilita la economía mundial en su conjunto, afectando nuestras exportaciones", sostuvo.

Hasta ahora, asegura Massad, no hay un traspaso de los mayores precios del petróleo a la inflación de tendencia. Por lo mismo se mostró tranquilo en que, de 12 a 24 meses, con una tasa de interés de política monetaria de 5 por ciento real anual, la inflación se situará dentro del rango de 2 a 4 por ciento.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.