Cómo tomarse vacaciones en casa y no sentirse frustrado

Quedarse en el hogar puede ser una buena manera de descansar, siempre que se planifique qué hacer
Laura Vanderkam
(0)
3 de octubre de 2016  

Cada verano la industria turística difunde estadísticas acerca cuántos días de vacaciones los estadounidenses no se toman. Parece tonto no aprovechar esta compensación, pero hay razones racionales por las que la gente podría no querer viajar.

Cuesta dinero y si bien los estudios muestran que la gente es feliz planeando sus vacaciones, el stress de los viajes puede acabar rápidamente con la felicidad. Basta preguntar a las decenas de miles personas que quedaron varadas en aeropuertos de todo el planeta cuando se le cayó el sistema de la aerolínea Delta.

¿La respuesta es quedarse en casa en las vacaciones? “Las vacaciones debieran ser realmente una oportunidad para rejuvenecernos mental, física, emocional y espiritualmente”, dice Paula Davis-Laack. “Hay mucho stress involucrado en viajar físicamente del punto A al punto B”, le dice a Fast Company la fundadora de Davis-Laac Stress & Resilience Institute.

Por supuesto que si tiene pocos días de vacaciones, quedarse en casa también puede hacerlo sentir defraudado. Estas son cuatro maneras de maximizar el placer.

1- Baje sus expectativas

La infelicidad deriva de una brecha entre expectativas y realidad. Esto vale para las vacaciones en casa, pero en realidad vale para las vacaciones en general. Apunte a lograr un rejuvenecimiento como algo habitual en su vida durmiendo lo suficiente, haciendo ejercicios y viendo a sus amigos y familiares. Entonces “no hay tanta expectativa” cuando se toma las vacaciones. asegura Davis-Laack.

2- Planifique lo que va a hacer

Ruth McMahon, quien a menudo se toma vacaciones en su casa en Illinois, dice que las vacaciones en casa que ha disfrutado requirieron un poco de planificación. “Si no planifica nada entonces puede gastar los días en nada más que ver televisión y eso a la larga no es tan disfrutable”, explica. Si planifica un día en el spa, un almuerzo con amigos y una ida por un día a la playa, puede anticipar con gusto estos eventos, lo mismo que lo haría con cualquier otro tipo de vacación. Para la mayoría de la gente, esto aumenta considerablemente el disfrute.

3- Actúe como un turista

Es probable que haya gente que visite en sus vacaciones el lugar donde usted vive o lugares que quedan a una o dos horas de viaje. McMahon vive en el área de Chicago, donde hay muchos museos, restoranes y otros lugares que quiere visitar. Vaya a algunos de estos lugares. Tomar fotos de lo que es familiar puede ayudarlo a ver las cosas de un modo nuevo. Y siéntase libre de darse uno de los gustos modernos culposos de las vacaciones: alardear de ello online.

4- Deje de lado lo que no es divertido

El problema con quedarse en casa es que sigue rodeado de las pilas de ropa sucia. Además probablemente esté a 20 minutos de su lugar de trabajo, lo que hace fácil darse una vuelta por allí si sucede algo. Por esto, fíjese reglas. Anne-Marie Morin, médica, dice: “Nunca trabajo cuando tomamos vacaciones en casa. Puedo leer un buen artículo médico si quiero, pero no hago nada que se relacione directamente con mi trabajo” del mismo modo, dice “sólo hago mandados que disfruto”.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.