Confianza empuja al Dow sobre los 11.000 puntos

E.S. Browning
(0)
13 de abril de 2010  

El creciente optimismo sobre las ganancias corporativas, la recuperación de la economía estadounidense y el plan de rescate para Grecia levantaron el Promedio Industrial Dow Jones por encima de los 11.000 puntos, una barrera que no superaba desde los días posteriores al colapso de Lehman Brothers, hace casi 19 meses.

Un alza de apenas 8,62 puntos, 0,08%, le bastó al indicador para concluir la jornada en 11.005,97, y proseguir un repunte caracterizado por un volumen de transacción inferior al promedio y movimientos diarios modestos.

El Dow ha subido en 23 de las últimas 30 jornadas, pero registró un aumento de 100 puntos sólo en una ocasión, el 23 de marzo. El indicador acumula un avance de 68% desde que tocara fondo en marzo de 2009, aunque tan sólo ha trepado 6% este año.

Los inversionistas están divididos entre la convicción de que la recesión ha finalizado y los temores de que el desempleo, los altos niveles de deuda y los aún maltrechos mercados de crédito y bienes raíces impidan una recuperación normal. La capacidad del mercado para superar la barrera de los 11.000 puntos sugiere que se impone el optimismo.

"Uno tiene la sensación de que la gente está reconociendo la sostenibilidad de la recuperación. Están teniendo claramente en cuenta la mejora en las ganancias de las empresas", dijo Christopher Sheldon, estratega jefe de inversión de BNY Mellon Wealth Management.

El combustible que ha propiciado las recientes alzas bursátiles ha incluido una serie de noticias positivas sobre la economía. Las ventas de las cadenas de tiendas durante marzo fueron sólidas, cimentando las esperanzas creadas por anteriores informes de que la economía comenzó a generar empleos en marzo. Los índices de las compañías de los sectores de manufactura y de servicios han comenzado a mostrar avances, lo que sugiere que la mejora económica es generalizada.

Los analistas pronostican un aumento de 37% en las ganancias del primer trimestre de las compañías incluidas en el índice Standard & Poor’s 500, muy por encima del promedio histórico de 7%, según Thomson Reuters.

Los inversionistas también están mostrando signos de que están siendo más exigentes. Tras el fin de la jornada de negociaciones, Alcoa Inc. se convirtió en el primer integrante del Promedio Industrial Dow Jones en anunciar sus cifras del primer trimestre. Si bien sus resultados estuvieron ligeramente por encima de lo esperado, su acción cayó 0,48% tras el cierre del mercado, para quedar en US$14,50.

El volumen de negociaciones ha sido menor durante la mayor parte del año en relación a 2009, lo que contribuye a los temores de algunos de que los sólidos avances de los últimos 13 meses podrían llegar pronto a su fin. Desde inicios de marzo, las negociaciones en la Bolsa de Nueva York han estado por debajo del promedio del año pasado todos los días, salvo tres.

Muchos analistas consideran que esta circunstancia es un factor negativo, ya que sugiere falta de ánimo. Tradicionalmente, si el mercado va a subir significativamente, necesita que tarde o temprano suba el volumen. Este lunes, un total de 4.750 millones de acciones cambiaron de mano en la bolsa neoyorquina, frente al promedio de 5.540 millones en 2009.

Algunos analistas temen que la economía no cumpla las expectativas de los inversionistas o que las grandes necesidades de endeudamiento del gobierno eleven las tasas de interés, frenando la recuperación del mercado.

Sin embargo, son pocos los que consideran que los bajos volúmenes de negociaciones son, por sí solos, razón para vender. Un viejo dicho en Wall Street dice que los inversionistas no deberían vender en un mercado tranquilo, es decir, que no deberían apostar contra las acciones cuando las cosas están calmadas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.