Confirman el cupo de dólares para autos

Las terminales podrán girar US$ 25 millones por semana
José Hidalgo Pallares
(0)
19 de septiembre de 2014  

El Gobierno confirmó ayer a las terminales de autos que autorizará el giro de 100 millones de dólares mensuales para que las empresas paguen sus importaciones de autopartes y, de este modo, puedan seguir produciendo.

Fuentes que participaron del encuentro dijeron a LA NACION que las autoridades de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) recibieron de parte de los ministros de Economía, Axel Kicillof, y de Industria, Débora Giorgi, y del presidente del Banco Central, Juan Carlos Fábrega, la confirmación de que cada semana podrán girar al exterior US$ 25 millones para pagar sus compras de componentes.

En el sector, que acumula una deuda de US$ 2500 millones con sus proveedores en el exterior desde que el Banco Central les dejó de vender divisas, consideran que el monto autorizado aún es escaso para que las terminales puedan mantener un ritmo de producción que no las obligue a suspender turnos. En este sentido, los funcionarios dejaron entrever que las autorizaciones de US$ 25 millones semanales, cuya distribución todavía no está clara, se mantendrán durante el primer mes y que no descartan elevar el monto más adelante.

Tras la reunión con el sector automotor, los funcionarios tuvieron un encuentro con las empresas fabricantes de electrónica, que estuvieron representadas por Alejandro Mayoral, presidente de la Asociación de Fábricas Terminales de Electrónica (Afarte), entidad que agrupa a las plantas localizadas en Tierra del Fuego.

Para este sector, el cupo autorizado de importación de componentes será de US$ 30 millones semanales, es decir, US$ 120 millones en el mes. Esa cuota, que se girará los días lunes, también podría ampliarse en los meses posteriores.

Una vez conocido el monto autorizado, fuentes del sector dijeron a este diario que eso les permite "mantener el nivel de actividad por el momento, porque tenemos stock acumulado". También consideraron que frente a la situación previa, en la que el Gobierno no les autorizaba ningún giro, el panorama luce mejor, pero advirtieron que las líneas de producción no trabajarán a un ritmo pleno.

Mayoral, en tanto, se mostró más conforme y dijo que el monto ofrecido por las autoridades "permite, en principio, mantener la fluidez de las importaciones y del nivel de actividad".

A fines de 2013, tanto las terminales de autos como las de electrónica, dos de los sectores con mayor peso en las importaciones totales del país, recibieron la orden del Gobierno de reducir en el primer trimestre de 2014 un 20% sus compras al exterior para frenar la salida de divisas. En el caso del sector automotor, las restricciones oficiales, pero también la caída en los patentamientos, hicieron que las importaciones de autos cayeran 40% en los primeros siete meses del año.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.