Coronavirus. Casi nadie elegiría seguir trabajando en la casa tras la cuarentena

.
. Fuente: LA NACION - Crédito: Shutterstock
(0)
27 de abril de 2020  • 16:22

En medio de la pandemia del Covid-19, y con muchos países con su población en cuarentena para evitar contagios masivos, una encuesta a empleados latinoamericanos arrojó que solo un 7% elegiría trabajar en forma permanente desde su hogar,, mientras que 11% preferiría volver a realizar sus tareas solo desde la oficina.

La gran mayoría (82%) querría tener flexibilidad para optar por el lugar que le resulte más apropiado en cada ocasión (casa, oficina, co-working, otros).

"Para lograr este cambio, es necesario que las organizaciones reafirmen la confianza en sus colaboradores, tengan una comunicación fluida y efectiva y un management capacitado para gestionar a distancia y centrarse en lo relevante: el cumplimiento de objetivos y no la ocupación de un puesto de trabajo de 9 a 18 horas", dijo Víctor Feingold, presidente de la empresa Contract Workplaces, a cargo del estudio.

Según el relevamiento en el que contestaron 2000 personas entre el 6 y el 16 de abril pasado, el 71% de los encuestados opinó que su casa está efectivamente preparada para el trabajo que debe realizar diariamente, aunque el equipamiento fue uno de los elementos peor puntuados (solo 2 de cada 10 manifestaron estar muy satisfechos con la silla y 3 de cada 10 contentos con la mesa o escritorio con que cuentan en su casa).

También se percibieron problemas con las tareas, ya que apenas un 25% afirmó rotundamente poder mantenerse físicamente activo trabajando desde casa y poco más del 50% dijo que logra mantener el equilibrio entre trabajo y descanso.

"El poder trabajar productivamente desde el hogar depende de tres factores: la calidad ambiental, es decir, contar con un espacio específico, con el mobiliario, la luz, la temperatura y las condiciones de seguridad adecuados; la tecnología, traducida en la calidad de los equipos y la conectividad; y el comportamiento de las personas, que dependerá del temperamento de cada uno y de su capacidad para programar las tareas y las rutinas diarias", explicó Feingold.

De acuerdo con el estudio entonces el reto de los espacios de trabajo post-cuarentena será "emular y mejorar la seguridad física de la casa propia" (donde cada individuo puede tener un mayor control sobre determinadas variables), de manera tal de proveer a los empleados de condiciones de trabajo y rutinas que prioricen la salud: correcta sanitización de los espacios, adecuado filtrado de aire, mayor superficie por persona, uso de sensores para adecuar la temperatura, empleo de materiales antimicrobianos, uso de tecnología para crear diseños touchless (sensores, comandos de voz), elaboración de protocolos de convivencia y de limpieza, entre otros.

Y desde lo cultural, será importante destacar el papel de la oficina física como lugar de encuentro y una oportunidad para conocer y relacionarse con los compañeros, propiciando el intercambio de ideas, la creatividad y la innovación de los equipos y el sentido de colaboración.

"En un futuro cercano la oficina policéntrica será el nuevo estándar para la mayor parte de nosotros. Podremos trabajar desde casa, en el headquarter o en terceros lugares tales como: espacios de coworking, cafeterías, bibliotecas u oficinas satélite, de acuerdo a lo que sea más adecuado y conveniente en cada caso. Esto traerá múltiples ventajas: menor cantidad de desplazamientos de personas, menor huella de carbono, mayor bienestar, mejor balance vida/trabajo y menores costos para las empresas y los empleados junto con equipos más ágiles y productivos", finalizó el directivo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.