El Gobierno confía en que el FMI desembolsará los US$ 5400 millones

Fuente: Archivo
Francisco Jueguen
(0)
26 de agosto de 2019  • 18:34

No es sólo el cumplimiento efectivo de las metas fijadas en el Stand-By Agreement (SBA) entre el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Gobierno. En Casa Rosada confían en que el apoyo político de los EE.UU. de Donald Trump funcionará como un reaseguro para que el organismo mantenga el soporte financiero a la Argentina más allá de los resultados electorales.

Por otro lado, en un tono más apagado que el que usaba antes de las elecciones, el Fondo Monetario señaló como "constructivas" las reuniones de hoy con el equipo del ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, y calificó como "intercambios productivos" los que mantuvo con el equipo del Frente de Todos, que lidera Alberto Fernández, quien criticó al FMI.

"El respaldo político es muy fuerte, tanto del Fondo como de Trump", esgrimieron desde el Gobierno a LA NACION. "Los números hasta junio además dan bien. No hay ningún motivo para que haya incertidumbre sobre ese desembolso", agregaron las fuentes oficiales. Ese próximo giro, de US$5400 millones, será a mediados de septiembre y es clave en un contexto en el que el Gobierno necesita pagar deuda por entre US$8000 y US$10.000 millones este año.

Esta mañana el líder de la misión del FMI en la Argentina, el italiano Roberto Cardarelli, se reunió con el equipo de Lacunza, para hacer un seguimiento de los objetivos fiscales, sobre todo luego de las medidas de estímulo tomadas por el Gobierno post PASO.

Sobre el segundo trimestre, el Gobierno ya había anunciado un sobrecumplimiento de la meta. El día de su asunción Lacunza además buscó dar certidumbre hacia adelante y afirmó que también sobrecumplirán, por $20.000 millones, el objetivo del tercer trimestre, el más desafiante (un superávit acumulado de $70.000 millones). Entonces, difundió los números del superávit de julio y afirmó que en agosto las cuentas públicas también estarían en equilibrio. Además, señaló que el déficit fiscal primario a fin de año sería de 0,5% (superior al 0,3% estimado de Nicolás Dujovne).

El encuentro fue en el Palacio de Hacienda y fue encabezado por el secretario de Política Económica, Sebastián Katz. Lo acompañaron el secretario de Hacienda, Rodrigo Pena y el secretario de Finanzas, Santiago Bausili. No estuvieron ni Lacunza, ni tampoco Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI.

"En la reunión de hoy se habló del tema", dijeron en el Ministerio de Hacienda, sobre el paquete de anuncios realizados en la semana posterior a las primarias para proteger "el bolsillo de los argentinos". Allí aseguraron que "mostraron cómo dieron y cómo vienen los números". No hubo precisiones sobre cuál fue la opinión de los técnicos del Fondo.

Se trató del segundo encuentro entre representantes del FMI y el Gobierno. El primero, el sábado por la tarde, había incluido a Lacunza, Werner, Cardarelli, y a Guido Sandleris, presidente del Banco Central (BCRA), y su segundo, Gustavo Cañonero. Mañana el FMI tendrá una nueva reunión con las segundas líneas del BCRA para revisar metas monetarias, reservas netas, y la evolución de las licitaciones de dolares en el mercado cambiario, entre otros números.

Esta tarde, Cardarelli y Werner se verían con el equipo económico de Alberto Fernández. Hasta ayer ese encuentro iba a ser en las oficinas que el candidato del Frente de Todos tiene en la calle México en el barrio porteño de San Telmo. Hoy no estaba confirmado el lugar del encuentro. Allí estarían Guillermo Nielsen, Cecilia Todesca y Santiago Cafiero.

"El equipo del Fondo Monetario Internacional dirigido por Roberto Cardarelli mantuvo reuniones de trabajo constructivas con las autoridades argentinas esta mañana para continuar analizando el balance de los acontecimientos recientes", dijeron cerca del Fondo y agregaron: "Por la tarde, el equipo se reunió con el Dr. Alberto Fernández y sus asesores económicos para un intercambio productivo de opiniones".

En el Gobierno confirmaron que, además del encuentro de mañana con el BCRA, la misión del FMI tendrá una reunión más de cierre, similar a la del sábado pasado, con Werner y Lacunza presentes. Allí se definirá la fecha de vuelta del Fondo para la quinta revisión de las cuentas. Es en definitiva, el paso burocrático clave para la elaboración del llamado staff report (el reporte que el equipo técnico eleva al board del organismo donde se evalúan los giros).

"Esta es una visita política, que tiene que ver con la asunción de las nuevas autoridades", dijeron en Hacienda con relación al desembarco de Lacunza en reemplazo del saliente Nicolás Dujovne en esa cartera. Lo cierto es que el FMI también está evaluando la nueva situación política y económica en el país derivada de las PASO en el que las expectativas a futuro ya no son sólo producidas por el equipo de gobierno sino también por el candidato que sacó más votos en las elecciones primarias pasadas.

"Un equipo técnico encabezado por Roberto Cardarelli visitará Buenos Aires a partir de mañana. El equipo se reunirá con las autoridades argentinas para analizar los recientes acontecimientos económicos y financieros y los planes de políticas del gobierno", dijo el Fondo antes de que aterrizara la misión. "El equipo también se reunirá con asesores económicos de los principales candidatos presidenciales para intercambiar puntos de vista", agregó entonces.

En su último staff report, el Fondo había señalado los riesgos políticos que acechaban antes de las elecciones. En ese análisis había señalado que la incertidumbre política podría derivar una mayor presión a la dolarización, más inflación, tasas más elevadas y problemas con la sustentabilidad de la deuda, sobre todo aquella de corto plazo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.