El Gobierno ratifica sus metas tras el derrumbe de ayer en Wall Street