Empiezan a negociar la UE y el Mercosur

El 7 de abril ambos bloques iniciarán el largo camino hacia el libre comercio.
El 7 de abril ambos bloques iniciarán el largo camino hacia el libre comercio.
(0)
25 de marzo de 2000  

La Unión Europea (UE) y el Mercosur realizarán la primera semana del mes próximo una ronda inicial de consultas para alcanzar un acuerdo de libre comercio. La reunión se llevará a cabo en Buenos Aires el 7 y el 8 de abril próximo, según anunció el representante de la Comisión de la UE en Buenos Aires, Vittorino Allocco.

Estas conversaciones son fruto de las bases de negociación que quedaron fijadas en la reunión de los jefes de Estado y de gobierno de los dos bloques, que se celebró en junio pasado en Río de Janeiro.

En aquella oportunidad, los dos mercados firmaron un acuerdo para definir los pasos que permitirán liberar progresivamente el comercio, sin una fecha final definida, y convinieron que las negociaciones para eliminar las barreras arancelarias empezarán en julio de 2001.

La delegación europea estará encabezada por el director general de Relaciones Exteriores, Guy Lacros, que era hasta diciembre último director general de Agricultura de la UE. En tanto, la misión del Mercosur estará liderada por el vicecanciller Horacio Chighizola, ya que la Argentina preside el bloque regional durante este semestre.

Según Allocco, la primera ronda de negociaciones tendrá como objetivo fijar los tres grupos de trabajo y sus respectivos subgrupos, sus integrantes y el calendario de reuniones. El programa prevé que la segunda reunión se desarrolle en junio en Bruselas y la tercera, hacia octubre o noviembre, en algún país del Mercosur.

Aunque el acuerdo firmado en junio en Río de Janeiro incluía a Chile, las conversaciones con la UE se realizarán por separado.

Acuerdo con México

La secretaria de Relaciones Exteriores de México, Rosario Green, viajó ayer a Italia para intentar destrabar la ratificación de ese país al acuerdo comercial que la nación de América del Norte selló anteayer en Lisboa con la Unión Europea.

Los parlamentos de Italia y de Luxemburgo son los únicos que no han confirmado su apoyo al convenio, que, desde julio próximo, abrirá paso a la primera gran alianza entre el bloque de 15 naciones y una nación latinoamericana.

Green opinó que el pacto México-UE generará nuevos puestos de trabajo y diversificará el comercio del país azteca. La llamada Declaración de Lisboa prevé una liberación progresiva del comercio en ambos mercados, logro al que se llegó tras cinco años de negociaciones bilaterales.

Las partes acordaron que el 47% de los rubros de exportación europeos ingresarán en México sin aranceles, en tanto que el viejo continente suprimirá las trabas aduaneras al 82% de los bienes industriales mexicanos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.