Boris Paillard: "Con un buen equipo, cualquier problema puede enfrentarse y superarse"

Loris María Bestani
(0)
28 de abril de 2019  

Boris Paillard es un impulsor de emprendedores de IT. Este ingeniero francés, de 33 años y egresado de la prestigiosa escuela Henri IV en París, fue por un tiempo analista en un banco "porque trabajar en matemáticas era lo más noble para hacer según una educación tradicional", hasta que se dio cuenta de que lo suyo era otra cosa.

Unió entonces fuerzas con su hermano mayor, Romain, y a base de intuición y de estudios comparativos, y de algunos intentos fallidos también, fundó en 2014 Le Wagon, el bootcamp (programa de entrenamiento) de programación del que es CEO y que ya está en 18 países. Este programa busca sobre todo dar autonomía técnica a los entrepreneurs tecnológicos para impulsarlos a crecer, convencer a potenciales inversores y administrar mejor sus recursos humanos. "Un pilar de mi vida personal y laboral son los equipos", dice. "Con un buen equipo, cualquier problema que surja puede enfrentarse y superarse", agrega.

Pronto a iniciar un curso en el IAE, asegura que "nuestros casos más destacados son de entrepreneurs con background de negocios porque en general buscan primero validar su idea con el mercado y conocer temas de costos y de dirección de gente," opina. "Por eso este programa de cuatro meses que lanzaremos en alianza con el IAE, que incluye principios de management, marketing y marketing digital, es para mí la combinación perfecta", reflexiona. "Mi sueño es provocar en América Latina un verdadero impacto en el ecosistema técnico de manera que en tres años, por ejemplo, haya 30 startups importantes," concluye.

Management

"En esta fase es cuando muchas de las startups fallan"

"Para ser exitoso como emprendedor de IT se necesitan diferentes habilidades según el estadio de la compañía", afirma. "Al principio, hace falta estar muy centrado en el usuario y obsesionado con el problema que se quiere resolver y el producto que se pretende lograr, que a su vez tiene que tener un mercado potencial para no perder el tiempo", observa. "Además, es necesario comprender la tecnología en profundidad, ya que al lanzar un software los emprendedores deben ser veloces para desarrollar una primera versión y testearla con los usuarios a fin de agregar las prestaciones que se requieran", añade.

"Para hacer crecer la compañía, en cambio, son claves las habilidades de administración y negocios", contrasta. "Por ejemplo, para conseguir fondos hace falta armar un equipo de ventas o de operaciones rápidamente y esto exige habilidades de management", ejemplifica. "En esta fase es cuando muchas startups fallan porque los emprendedores siguen centrándose en el producto y no logran hacer el switch para focalizarse más en la administración", advierte.

Los programas que hay que saber

"La pregunta obligada es qué se quiere construir con cada código"

Según el ingeniero, son muchos los lenguajes que pueden aprenderse. "Por ejemplo, HTML para escribir y estructurar el contenido de una página web, CSS para diseñarlo, SQL para extraer datos de una base de datos, y Ruby (u otro lenguaje de programación como Python, etc.) que hace posible escribir la lógica básica del software", se explaya. "La pregunta obligada es qué se quiere construir con cada código", inquiere. Y agrega: "Para un principiante lo más importante es aprender uno de los lenguajes y construir con él algo, comprendiendo los conceptos subyacentes ya que estos también están presentes en los demás lenguajes."

Pedagogía

"Transmitimos los principios fundamentales de la programación"

"En Le Wagon transmitimos los principios fundamentales de programación de forma intensiva, pero sobre todo les enseñamos a los candidatos a desarrollar ellos mismos un proyecto a partir de una idea, utilizando las mejores metodologías para concebir el producto y el diseño", cuenta Paillard respecto de su creación. "Por eso está orientado a emprendedores que quieren programar la primera versión de la aplicación de su startup, a desarrolladores free lance o que desean trabajar en empresas tecnológicas, y a quienes manejan una compañía tecnológica y necesitan comprender los principios que la rigen para saber, por ejemplo, qué es realizable y qué no y cuáles son las mejores prácticas", explica el pedagogo del grupo, también encargado de hacer que los cursos sean amigables. "Además, nuestro objetivo es producir el mayor impacto posible sobre el ecosistema técnico y las startups del mañana".

Final

"Las demostraciones de los proyectos pueden verse en YouTube"

"Al final de cada edición los participantes realizan las demostraciones de los proyectos, que hoy pueden verse en YouTube, en una reunión abierta al público," describe Paillard.

Desconectarse

"Trato de no perderme mi viaje en moto anual"

"Tengo ideas todo el tiempo sobre cómo mejorar mi trabajo y los cursos, así que ni siquiera tengo la cabeza despejada en mis hobbies, que son cocinar y nadar," se sincera. "Lo que sí trato de no perderme es el viaje en moto anual que hago por Europa con mi mejor amigo," dice. "Es el modo que encontré para ¡dejar de pensar! porque en la moto hay que estar muy concentrado", señala.

  • Profesión: ingeniero
  • Edad: 33
  • Origen: Francia

Estudió Ingeniería (matemáticas aplicadas)en París Central y fue al Liceo Henri IV. Es el fundador de Le Wagon (enero de 2014), una escuela de programación con 100 empleados full time,300 profesores part time y presencia en 18 países

Trabajó como Analista Cuantitativo en HSBC

Mindstorms - Seymour Papert

"Porque describe cómo impactó la computadora sobre el modo de aprender y la educación".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.