En 2018 hubo 191.300 trabajadores registrados menos que un año atrás

El ministro Dante Sica junto al presidente Mauricio Macri
El ministro Dante Sica junto al presidente Mauricio Macri Fuente: LA NACION
Francisco Jueguen
(0)
27 de febrero de 2019  • 17:33

El objetivo oficial de revivir el empleo de calidad terminó 2018 muy lejos de cumplirse. Ese año hubo 191.300 trabajadores menos que en 2017. Sin embargo, lo más preocupante para el mercado laboral argentino es que, de esa cifra oficial, unos 130.800 fueron asalariados privados registrados, el segmento que el Gobierno buscó impulsar desde que comenzó su mandato.

Los oscuros números del mundo del trabajo no terminan ahí. La cantidad de trabajadores registrados privados, unos 6.166.100 a fines del año pasado, apenas superan la cantidad de empleados en el sector privado que había muy lejos en el tiempo, allá en 2014. Más precisamente, la crisis de 2018 borró tres años de creación de empleo privado.

Los datos pertenecen al Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), registro que usa el Ministerio de Producción y Trabajo para tener un termómetro de lo que ocurre con el empleo formal mes a mes. No incluye los datos del trabajo informal, donde trabaja más de un 30% de la fuerza laboral del país. La tasa de desocupación medida por el Indec llegó en el tercer trimestre a 9%. Los técnicos que dependen de la cartera de Sica no quisieron arriesgar a dónde puede ubicarse esa medida cuando el mes que viene se difunda el cierre del año.

Para explicar la mala performance del mercado laboral, en el Gobierno aludieron a cuestiones externas a la gestión: la sequía y la volatilidad internacional que derivó en la crisis cambiaria. La secretaria de Transformación Productiva, Paula Szenkman, ahora nueva responsable de explicar los números oficiales, destacó: "Nos estamos viendo una situación de desvinculaciones masivas. Esto está en línea con lo que estamos viendo en la economía". Según la ex economista de Cippec, no hay un elevado crecimiento de la tasa de salida, sino una baja "capacidad para crear empleo".

"Ahora estamos en un escenario macroeconómico más estable financieramente y con bases sólidas", agregó la funcionaria, aunque aclaró que no haría pronósticos. Sin embargo, esos pronósticos oficiales ya existen en los propios papeles. La Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) de enero mostró que no son buenos. Para el primer mes del año, el empleo mostró una caída de 2,3% interanual. Las expectativas de creación de puestos de trabajo para febrero, marzo y abril siguen siendo negativas (-2,3%). En ese sentido, el 86,6% de las empresas consultadas en el relevamiento oficial no harán cambios en su plantilla, mientras que 5,6% prevé aumentar la dotación de personal y un 7,8% va a disminuirla.

Según el SIPA, 2018 terminó con 6.166.100 trabajadores asalariados privados, 130.800 menos que en 2017. Se trata de una caída relativa de 2,1%. El cambio mensual desestacionalizado reflejó una baja de -0,2% (10.500 trabajadores menos). Ese último dato fue agregado después de la reunión que los técnicos mantuvieron con la prensa en la cartera de Trabajo.

Según afirmaron, la falta de algunos números habituales en la presentación oficial se debió a la modificación de diseño en la información oficial y al cambio de manos en el procesamiento de tal información. José Anchorena y Ergasto Riva, anteriores responsables ya no están en el Ministerio. Los cambios se deben al avance de Dante Sica sobre la ex estructura de Jorge Triaca. Sin embargo, los nuevos encargados de procesar esos datos son técnicos que llegaron con el antecesor de Sica y actual presidente del BICE, Francisco Cabrera.

La falta de esos números generó reclamos entre los medios hoy presentes en la clásica reunión de los últimos miércoles de fin de mes en los que se comunican los datos de empleo. Lo mismo ocurrió con la información oficial sobre las variaciones interanuales (y doce meses) reales de las remuneraciones registradas tanto promedio como mediana. No se explicitaron. Tampoco se pudo contar con las series completas de trabajadores registrados totales y privadas mes a mes que informaba la anterior gestión. Ante los reclamos, Producción y Trabajo completó más tarde todos esos datos faltantes y los envió por email a cada uno de los presentes. Todos serán publicados, como se hace habitualmente todos los meses, mañana en la web oficial.

Con relación a la cantidad de trabajadores totales -que incluye a los independientes y a los empleados públicos además de a los privados- hubo 12.196.000 a finales de 2018. Se trata de una caída anual de 1,5%. El cambio desestacionalizado de diciembre fue de -0,1%. Según los técnicos de Transformación Productiva también hay una desaceleración en la retracción, pese a que el dato sigue siendo negativo. Particularmente, el último mes del año pasado hubo 7200 trabajadores menos, aclararon en la reunión. Ese fue otro dato faltante en el informe.

Por modalidad de ocupación, el mayor retroceso anual se dio entre los monotributistas sociales (-13,9%). Sin embargo, el dato más preocupante fue el fuerte retroceso de 2,1% entre los asalariados del sector privado. Entre los independientes hubo en 2018 un 1,6% menos de autónomos y un 0,5% menos de monotributistas, se estimó.

Por sectores de la economía no hubo dudas. La gran golpeada fue la industria, que perdió 61.000 trabajadores en tan sólo un año (-5,1%). Pero otros grandes sectores también reflejaron datos muy negativos. Por caso, el comercio tuvo 36.600 trabajadores menos (-3,1%) y la construcción, 13.600 menos (-3%). Las actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler, que suelen ser un reflejo de la actividad económica en general, mostró una baja de 1,3% (o sea, 11.000 trabajadores menos). El transporte también bajó 2,1%.

En diciembre, la remuneración media fue de $51.657 brutos, con una variación anual de 34%, mientras que la mediana fue de $41.204 (+32%). Esos meses se cobró el medio aguinaldo y el bono. La inflación en ese mismo período llegó al 47,6%, según el Indec. En términos reales, la remuneración media se redujo 9,3% interanualmente, mientras que la remuneración mediana lo hizo en 10,1%, según los datos del SIPA. "En diciembre, la caída real de los últimos doce meses de la remuneración media fue de 4,8%, mientas que la remuneración mediana fue de 5,6%", estimaron los técnicos del Ministerio de Producción y Trabajo.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.