En espera de los nuevos millonarios de Silicon Valley