Suscriptor digital

Frenan en Brasil la entrada de ajo argentino

Cristian Mira
(0)
29 de marzo de 2000  

El sabor dulce de la relación entre Brasil y la Argentina que quedó tras el acuerdo por el régimen automotor cambió de gusto con una nueva traba a los productos alimentarios de nuestro país en el mercado brasileño.

Esta vez le tocó al ajo. Según denunciaron productores mendocinos, hay 4000 licencias de importación del producto retenidas por las autoridades del socio mayor del Mercosur.

La traba al ajo está perjudicando a Mendoza, la principal provincia productora, que exporta por unos 110 millones de dólares al año. El 70 por ciento de los envíos tiene como destino el mercado brasileño.

"En Mendoza, la situación es dramática, los galpones están llenos de mercadería y peligran unos 40.000 puestos de trabajo ", dijo a La Nación Miguel Angel Di Lorenzo, productor, empacador y exportador de ajo.

Un fallo del tribunal arbitral del Mercosur sostuvo que Brasil no debía seguir exigiendo licencias previas de importación. Sin embargo, la decisión dejó un hueco y los importadores están obligados a presentar un certificado con la anuencia del Ministerio de Agricultura para permitir el ingreso del producto. "No están dando las anuencias", denunció Di Lorenzo.

El inconveniente provocó el enojo del secretario de Agricultura, Antonio Berhongaray, que ayer intentó comunicarse con el ministro de Agricultura de Brasil, Marcos Vinicius Pratini de Moraes, para expresarle la preocupación del gobierno argentino por las demoras. Ambos funcionarios habían decidido recientemente formar una comisión para analizar las corrientes de comercio de alimentos y productos primarios y solucionar los conflictos que pudieran presentarse.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?