La marca de ropa AY Not Dead pidió el concurso preventivo

Uno de los locales de la firma Ay Not Dead
Uno de los locales de la firma Ay Not Dead
(0)
27 de diciembre de 2018  • 18:48

En un año complicado para la industria de la moda, la firma de indumentaria AY Not Dead solicitó ayer el concurso preventivo de crisis en el Juzgado Nacional en lo Comercial N° 18, secretaría N° 36. La compañía cesó sus pagos el 22 de octubre último.

Fuentes de la empresa explicaron que a LA NACION que, a pesar del concurso, la continuidad de la firma está asegurada. "La marca está fuerte y vamos a seguir operando normalmente. La idea es resolver el problema financiero que enfrenta todo el mercado", señalaron.

La presentación en concurso de AY Not Dead se suma a otras noticias que generó el rubro indumentaria en los últimos meses. En agosto, Big Bloom, la empresa dueña de las marcas Wanama y Cook, anunció su presentación en concurso de acreedores.

Por su parte, en septiembre la firma Chocolate cerró la última tienda que tenía y ahora sus dueños se encuentran a la búsqueda de un comprador para la marca.

Un contexto complicado

El rubro de indumentaria es uno de los más golpeados en el mercado interno y a diferencia de lo que sucede con otras industrias, la devaluación no alcanzó para que los fabricantes locales puedan salir a competir en el exterior, ya que ni siquiera con el dólar a 40 pesos la ropa made in Argentina puede competir en otros mercados con la mercadería importada desde China u otros mercados asiáticos.

En el mercado interno, el panorama es preocupante. Según la medición que realiza la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), en noviembre las ventas de indumentaria registraron una caída interanual del 14,2% en unidades, mientras que en el acumulado de los primeros once meses del año la baja llegó al 6,4%, superando al promedio de todo el comercio que fue del 5,8 por ciento.

Los fabricantes locales de indumentaria además se quejan de que la caída en las ventas es acompañada por una suba de las importaciones. Según la fundación ProTejer, en los primeros diez meses de 2018, las importaciones de toda la cadena de valor textil-indumentaria acumularon una suba del 1,5% en dólares. Los rubros más golpeados por la competencia externa son tejidos de punto, prendas de vestir y confecciones para el hogar.

"Alfredo Yabrán no está muerto", leían varios en las siglas de la marca. El mito urbano creció y finalmente enmudeció cuando se descubrió la verdadera identidad de los dueños: los hermanos Romero, que nada tenían que ver con el empresario del menemismo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.