Las empresas muestran su compromiso con la comunidad

Una nueva edición del premio ACDE distinguió a grandes compañías y a pymes que demostraron tener programas solidarios y replicables
Déborah de Urieta
(0)
19 de octubre de 2014  

Por décima vez, la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas (ACDE) entregó el premio Enrique Shaw, con objeto de reconocer a empresas que implementen programas que reduzcan la deuda social en las comunidades donde actúan.

"Tuvimos una concurrencia récord por parte de las empresas", dijo Juan Pablo Simón Padrós, presidente de ACDE. "Ellas muestran lo que no es comúnmente visible en cuanto a su gestión. El sentido del premio es rescatar valores y proyectos que impactan en sus comunidades y más allá. Y también el hecho de que estos programas son replicables."

Este año, el jurado estuvo integrado por Paula Cardenau, cofundadora y directora de Njambre; Juan Carr, fundador de Red Solidaria; Gustavo Grobocopatel, presidente del grupo Los Grobo; Carlos Guyot, secretario general de redacción de LA NACION; Agustín Salvia, investigador jefe del Observatorio de la Deuda Social Argentina (UCA); Joaquín Sorondo, presidente de la Asociación Inicia, y Juan Pablo Simón Padrós, presidente de ACDE. Y fueron más de 30 las empresas que se presentaron y de ellas, seis fueron premiadas y tres recibieron mención especial.

Gas Natural Fenosa se llevó el primer puesto en la categoría Grandes Empresas. Con el nombre Modelo inclusivo de gasificación integral, y con la misión de convertir a los vecinos de barrios postergados en ciudadanos con un buen servicio, concibieron un modelo de negocios para facilitarles el acceso a una red de gas. El modelo implica trabajar con organizaciones locales –ellos lo hicieron con Pro Vivienda Social–, para incentivar a la comunidad a que forme un consorcio comunitario que garantice el pago por la ampliación del servicio de manera colectiva.

Bodega Crotta es pionera en la disposición de una guardería para los hijos de vendimiadores, y por eso recibió una mención especial en la categoría Pymes. Destinado a niños menores de 12 años, este programa nacido en Mendoza no sólo busca garantizar que los chicos asistan al colegio proveyéndoles transporte y controlando su asistencia, sino que también pone a su disposición una guardería a cargo de docentes para que los ayuden con sus tareas y les brinden apoyo pedagógico, si es necesario, en el horario en que no asisten a clase. Este proyecto surgió con objeto de hacer frente al trabajo infantil que caracteriza a la actividad.

"Lograr un resultado económico sustentable que fuera posible con el máximo de inclusión de personas discapacitadas" fue lo que motivó el proyecto de Bianco & Nero, una empresa familiar especializada en chocolatería y cafetería, entre otras cosas. Por eso la compañía mendocina se llevó el segundo premio de la categoría Pymes por el proyecto Política de inclusión social. Este implica contratar a personas con discapacidades o limitaciones, como el sobrepeso, que son motivo de rechazo en el mercado laboral.

Incluyeme.com.ar fue otro de los programas que ACDE premió esta semana. Se trata de una pyme "enfocada en generar y difundir oportunidades de empleo a sectores vulnerables", como personas con discapacidad, mayores de 45 años o "jóvenes en situación de riesgo social". De esta manera, la pyme que se llevó el tercer puesto actúa como nexo entre el personal y las compañías que quieran contratar personas con discapacidad o que estén relegadas del mercado laboral por cuestiones que nada tienen que ver con el talento.

La inversión de US$ 28.000 para comprar un equipamiento que reduzca el consumo de energía fue el programa que recibió el primer premio en la categoría Pymes. Se trata de la propuesta Producción más limpia, de La Marchigiana, un restaurante mendocino que prevé que un local puede ahorrar hasta un 60% de gas con la compra de calentadores de agua solares.

El Banco Santander Río se llevó el segundo premio en la categoría Grandes Empresas por su programa Inclusión financiera. Este implica la apertura de oficinas en zonas de bajo acceso al financiamiento y bancarización que cuentan con los mismos servicios que brinda el banco en el resto del país. Y además, el diseño de productos para clientes con bajos ingresos, como caja de ahorro sin cargo por 12 meses.

La consultora Grupo Assa obtuvo el tercer puesto por su programa curricular Formando futuro, que consiste en 10 encuentros en escuelas de zonas vulnerables. Por último, en la categoría Grandes Empresas también recibieron una mención especial el Banco Galicia, por su Ciclo de gestión de programas, que impulsa alianzas con organizaciones sociales, y el Grupo Canale, con Trabajo con niñez y adolescencia, que les ofrece a los jóvenes herramientas profesionales y personales para mejorar sus posibilidades de empleo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.