Suscriptor digital

Mujeres líderes: el mundo del trabajo desde una mirada femenina

En un evento organizado por la nacion, varias ejecutivas hablaron de sus desafíos y de las dificultades que aún existen para llegar a cargos de alta responsabilidad
Sofía Terrile
(0)
15 de octubre de 2017  

Maubré, Cahen D´Anvers, Del Rio, Caballero y FornoniTODA
Maubré, Cahen D´Anvers, Del Rio, Caballero y FornoniTODA Crédito: Fabián Malavolta

El mundo laboral local, en lo que respecta a la participación femenina, tiene un problema de números. De acuerdo con un estudio del Instituto Peterson, la Argentina se encuentra en el noveno puesto entre los 10 países con menor balance de género en el trabajo. Del grupo no muy grande de ejecutivas argentinas, la nacion reunió a 16 directivas, especialistas y referentes para hablar de sus desafíos laborales. Fue en el evento de Mujeres Líderes, celebrado en el hotel Four Seasons y moderado por los periodistas José Del Rio y Carla Quiroga.

A las expositoras mujeres se les sumó un hombre, Andrés Hatum. El profesor de la Escuela de Negocios de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT) fue el encargado de explicar por qué, según entiende, ellas tienen más dificultades para acceder a puestos de liderazgo que ellos. Relacionó eso con tres factores: la maternidad, la educación y la responsabilidad de las corporaciones.

Cinco emprendedoras contaron las historias de sus proyectos. Lucrecia Cornejo (Diderot.Art) explicó por qué tener la socia correcta hizo que dejara 11 años de carrera en el sector financiero, para lanzar un e-commerce de arte contemporáneo. Mijal Yelin (ReservaTurno) habló de su plataforma de reservas de turnos en salones de belleza, estética y peluquerías, que este año llamó la atención de los directivos de Facebook y también de cómo aprendió a balancear la relación con su socio, su primo segundo.

Belén Barragué (Sofía de Grecia) rememoró cómo Facebook encendió la chispa del fanatismo por sus diseños de zapatos y ropa: apenas abrió su primer local en Recoleta, hubo tres cuadras de cola. Cecilia Membrado (Renová Tu Vestidor) contó por qué su marketplace de venta de ropa usada ayuda a ordenar el placard de las mujeres que, dijo, sólo usan el 20% de sus prendas. Cecilia Retegui (Zolvers) también "ordena", pero en su caso lo que busca eficientizar no es el espacio en un vestidor, sino el mercado de trabajadoras domésticas y cuidadores de adultos mayores, a quienes también les da educación financiera.

Tres ejecutivas fueron las integrantes del panel que siguió al de emprendedoras. Katzi Olivella (Coca-Cola) narró cómo allanó el camino para otras colegas al pedirse nueve meses de licencia en una de las mayores empresas de consumo masivo. También se refirió a la iniciativa 5by20, a través de la que la compañía busca empoderar a 5 millones de mujeres hacia 2020.

María Paz Sammartino (L'Oréal Argentina) expuso por qué los estereotipos de género todavía complican que la mujer pueda hacer un plan de carrera sólido como el de sus pares hombres. Florencia Davel (Bristol-Myers Squibb) contó cómo es la cultura laboral de una compañía en la cual 7 de cada 10 puestos gerenciales están ocupados por mujeres, pidió dejar de dividir en dos perfiles el liderazgo y recordó buenas experiencias con jefes y con jefas, por igual.

Las tres integrantes del panel fueron ejemplo de algo que no se ve frecuentemente: en la Argentina, solamente el 5% de las mujeres que tienen responsabilidades gerenciales llegan a ser ejecutivas. El dato lo aportó Marcela Celorrio, headhunter y asociada de Suárez Battan & Asociados, que apareció en las pantallas del evento para hablar (a distancia) de liderazgo femenino.

La abogada Ana Rosenfeld rememoró anécdotas de su trabajo como defensora de mujeres en procesos de divorcio. Detalló que la Justicia es machista y pidió no subestimar a la mujer: "Es todoterreno. Es madre, esposa, trabajadora, amante, y el hombre, a lo mejor, solamente se dedica a pensar en él", dijo.

Kate White fue la invitada internacional y habló vía videoconferencia. Explicó cómo los "instintos valientes" de las mujeres se van callando por los mensajes que envía la sociedad, y señaló que deberían recuperarlos para ascender en el mundo laboral. También animó a las trabajadoras a probar puestos de alta jerarquía: "Si no les gusta, siempre pueden irse", indicó.

Continuó un panel de cuatro referentes. La diseñadora Paula Cahen D'Anvers, directora creativa de Etiqueta Negra, habló sobre la necesidad de conectarse con lo estético y de tener un proyecto. Mariel Fornoni (Management & Fit) sostuvo que las mujeres tienen un buen momento en la política pero que no siempre será así, y también dio pronósticos para las próximas elecciones. Alicia Caballero (Universidad Católica Argentina) sostuvo que hay que dejar que las mujeres definan la medida de su éxito. Y Jackie Maubré (CEO de la firma de finanzas Cohen) describió cómo se abrió camino gracias a la educación en un mundo financiero, históricamente gobernado por hombres.

La vicepresidenta de la Nación fue la figura protagonista sobre el final evento de Mujeres Líderes. Gabriela Michetti se alejó del escenario de la campaña para hablar de su historia profesional y personal desde un lado más íntimo. Recordó sus inicios en la política en la Legislatura porteña, su militancia en la Iglesia y su camino hacia el Poder Ejecutivo. Y se emocionó cuando recordó su momento de mayor fortaleza: su lucha por la vida tras el accidente automovilístico que tuvo a los 29 años.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?