Para Blockbuster los socios son una fuente de poder

La compañía afianzará sus relaciones con Nintendo, Sony, DirecTV, Coca-Cola y los grandes estudios de Hollywood
(0)
30 de junio de 2002  

Como otros ejecutivos de grandes compañías internacionales que vinieron en las últimas semanas, Nigel Travis, presidente y chief operating officer (COO) de Blockbuster, cree que la Argentina saldrá de la crisis y asegura que su empresa estará aquí cuando eso suceda.

Este inglés, aficionado al fútbol y ex entrenador de un club en su país natal, es el responsable de las operaciones internacionales de la compañía de alquiler de películas y juegos en video y DVD. Estuvo en Buenos Aires antes de inaugurar en Brasil la sucursal número 8000 de la cadena. "En el futuro habrá oportunidades para nosotros; éste es un país joven y con buenos números para nosotros. La gente aquí ama las películas y se advierte una vibración que va con la marca Blockbuster", declara Travis con entusiasmo.

En diálogo con LA NACION, repasó la estrategia global de su compañía y dio algunas definiciones sobre el país.

-Cuando vio que la compañía de alquileres basada en Internet Netflicks lanzaba con buenas perspectivas su oferta inicial de acciones, ¿pensó que ustedes deberían haber hecho algo similar?

-Para nada, por varias razones; una es que somos exitosos en los Estados Unidos, tenemos excelentes propuestas para los consumidores y creemos que ha habido otras compañías similares en el pasado y fallaron. Netflicks tiene un modelo con resultados financieros que no son espectaculares.

Además, nosotros buscamos suscripciones; por ejemplo, el próximo mes lanzamos un test que se llama plan Libertad DVD en los Estados Unidos, que hace que se puedan alquilar dos películas por 24,99 dólares y tenerlas todo un mes. Estaremos probando otros programas y tenemos un plan para los videojuegos, Games Freedom, que ofrece dos juegos por largos períodos. Y varios países están probando programas similares.

-¿Cómo usan ustedes Internet en su negocio?

-Es una oportunidad interesante; la usamos para promover películas y como herramienta de marketing. Cada vez más la usamos para llegar a nuestros mejores clientes a través del correo electrónico y fidelizarlos. En Estados Unidos e Inglaterra también vendemos algunas películas por Internet. El año pasado hicimos una prueba de alquiler on line y decidimos no continuar con eso por ahora, pero podemos volver.

Estamos en 26 países y tenemos 26 laboratorios para probar sistemas. Una de nuestras mayores fortalezas es que tenemos gran comunicación entre los países y todos aprendemos los unos de los otros.

-¿Tienen un perfil de sus consumidores?

-La mayoría son familias con chicos, pero en algunos países la demografía es diferente.

-En los Estados Unidos, el alquiler de películas es el 70% de su negocio y el resto son ventas de distintos productos. ¿Tienen la misma proporción en otros países?

-Varía en el mundo. En los Estados Unidos podemos capitalizar nuestra experiencia en la venta. Allí ha sido fuerte el negocio de alquiler, pero ahora, reequipando nuestras tiendas y dando buenos precios, podemos posicionarnos para vender y hacernos más grandes ahí.

-¿Planean aumentar las operaciones internacionales?

-El 20% de nuestro negocio es internacional y queremos creer en los dos lugares. Tenemos países con dificultades, como la Argentina ahora, y eso se balancea con otros a los que les va mejor, como México e Irlanda en este momento. El negocio internacional es rentable y podemos crecer mucho más; la compañía planea duplicarlo para 2006. Creo que los mercados que son pequeños, con muchos locales, como Chile, la Argentina, Taiwan, Australia, España, pueden crecer rápidamente.

-¿Cambió su negocio después de los atentados del 11 de septiembre?

-Los consumidores decidieron encerrarse un poco más en casa, pero el negocio de alquiler no explotó como mucha gente esperaba. En los Estados Unidos aumentó la venta y el alquiler de DVD, pero no fue un número tan significativo.

El negocio de DVD en 2000 era el 15% de nuestras ganancias, el año pasado subió al 25% y creemos que este año llegará al 40 por ciento. Está creciendo rápidamente y en algunos países a una tasa mayor: en Israel supera el 70% y en Brasil, el 50 por ciento.

-¿Qué harán con sus socios de marketing, como los estudios de Hollywood, DirecTV y otros?

-Blockbuster seguirá siendo fuerte en alquileres y podemos convertirnos en mucho más grandes en retail. Hay oportunidades en DVD, la tecnología VHS seguirá ahí y en la Argentina han hecho un gran trabajo vendiendo DVD como propuesta. Para fines de 2003, los juegos en los Estados Unidos serán un 20% de nuestros ingresos por alquileres, el doble de lo que fueron en 2001.

Entonces, las asociaciones con los fabricantes de juegos, como Electronic Arts, Sony, Microsoft y Nintendo, serán muy importantes. Coca-Cola será otra sociedad que mantendremos y aumentaremos. DirecTV seguirá y en cada país hay nuevos socios. En la Argentina estamos con Philips, por ejemplo.

-En su asociación con los grandes estudios de cine, ¿compartir ganancias es la única manera de hacer negocios juntos?

-Tenemos menos socios que antes porque el negocio cambió y los DVD nos dan mejores márgenes al venderlos. Además, a veces tenemos otros arreglos, no necesariamente compartiendo ganancias.

-¿Eso tiene que ver con el juicio en el que algunos distribuidores independientes los acusan de llevar adelante un monopolio con los grandes sellos?

-Nada que ver, nuestra relación con los estudios se mantiene de la misma manera que antes.

-¿Qué significa para ustedes afrontar este juicio?

-Legalmente no puedo hacer comentarios sobre el tema. De vez en cuando, en los Estados Unidos alguna compañía tiene que afrontar estos juicios, así que diría que es una cuestión de rutina en los negocios.

-¿Blockbuster respetó el derecho de elegir de los consumidores?

-Absolutamente. Blockbuster cree que, haga lo que haga, tiene que darle la opción al cliente.

Cine, fútbol y hamburguesas

  • "Obviamente, recibo alquileres gratis, así que miro muchas películas en video, pero también voy al cine. Hay que estar al tanto de lo que tendremos en nuestras tiendas."
  • "Fui entrenador de fútbol en 1988, antes de mudarme a los EE.UU. Me encantó el magnífico desempeño de Inglaterra frente a la Argentina en el Mundial."
  • "Me encantó trabajar en Burger King, mi último puesto antes de entrar a Blockbuster. He estado en el negocio internacional por 25 años. Fui ejecutivo de Rolls Royce en Inglaterra y luego estuve en Massey Ferguson."
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?