Renault y Smata firmaron un acuerdo de estabilidad de empleo a cambio de una baja de salarios